web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Los mexicanos deben continuar con las medidas de higiene establecidas a inicios de la contingencia.

Estos son los gastos extra que traerá consigo la ‘nueva normalidad’

La nueva normalidad no implica que la población ya pueda salir a las calles en todo el país, ni que se supriman las medidas higiénicas de seguridad.

El gasto de volver a la nueva normalidad será variable de acuerdo al giro de la empresa y el número de trabajadores que laboren, ya que invariablemente deberán invertir en medidas sanitizantes de fijo, advirtió el Consejo Coordinador Empresarial (CCC) y la Confederación Patronal de la República Mexicanala (Coparmex).

A fin de tener en cuenta los gastos personales básicos que las personas deben mantener vigentes en su presupuesto al volver a la nueva normalidad, la plataforma de servicios financieros Coru.com emite las siguientes recomendaciones:

1) Sanitizantes portátiles, mascarillas, caretas y cubrebocas (obligatorios). A medida que aumente la movilidad de las personas en la calle se requiere que cada uno transporte su kit de sanitización o tenga su propio gel a base de alcohol, jabón portátil, además de caretas, mascarillas o cubrebocas obligatorios.

Por poner un estándar, el precio de cada mascarilla o cubrebocas va de 20 a 500 pesos en el caso de los reusables de corte industrial. La careta de plástico cuesta de 40 a 200 pesos, y el gel puede conseguirse de 30 a 150 pesos según el tamaño.

2) Comida, empaques personales y portátiles de alimento y agua. No todos los restaurantes podrán abrir para consumo en local, ni a la misma capacidad. Por otro lado, muchas personas podrían optar por llevar su propio alimento para evitar riesgos y mayores gastos. Considera cuál es el mecanismo más seguro y accesible que te garantiza tranquilidad y preferentemente te dé más rendimiento por una sola inversión.

3) Transporte y alimentación, idealmente seguros. Para ello, podrías tener que vincular tu tarjeta o cuenta bancaria a apps de transporte, comida y monederos electrónicos. A pesar de que algunas actividades vayan a restablecerse, lo ideal es mantener el mínimo contacto con focos de contagio que siguen siendo peligrosos.

4) Invertir en un seguro. Los contagios están en aumento. Si por alguna razón de fuerza mayor debes volver a las actividades laborales y te encuentras bien de salud, es el momento ideal de contemplar la adquisición de un seguro de gastos médicos mayores, seguro de hospitalización o de vida. Así, en caso de que lamentablemente ocurra un contagio después, tendrás una garantía personal de apoyo para cubrir gastos imprevistos que pueden afectar gravemente tu solvencia inmediata.

Un seguro de hospitalización puede ir desde 800 pesos hasta más de 30 mil pesos anual, en caso de pólizas de gastos médicos mayores.

Con información de Excélsior.