Síguenos

¿Qué estás buscando?

Ducto de alta presión donde se originó el accidente presuntamente por falta de mantenimiento.

Tabasco

Estalla chatarra

Nueva explosión en la planta Clorados 3 del Complejo Petroquímico de Pajaritos en Coatza; reportes de Pemex confirman mil 371 fugas de hidrocarburos en su red de ductos en Tabasco.

REDACCIÓN

GRUPO CANTÓN

Un ducto de gas natural de Pemex explotó este martes y ocasionó un incendio dentro de la zona industrial de Pajaritos, dejando como saldo cuatro trabajadores lesionados.

Las lesiones fueron causadas por vapor de agua; los empleados fueron atendidos en el hospital regional de Minatitlán.

De acuerdo con Luis Castro Mendizábal, enlace regional de Protección Civil, fue un ducto de alta presión lo que explotó, aún por causas desconocidas, generando la evacuación de al menos 200 trabajadores, en su mayoría de una compañía subcontratista de Pemex.

MATERIAL VIEJO

Trabajadores desalojados señalaron que las líneas de ductos no han recibido mantenimiento; algunas ya tienen más de 20 años de uso, por lo que la presión generada por el gas pudo haber sido la causa del siniestro.

Los cuerpos de emergencia procedieron a realizar el seccionamiento de la línea para evitar que se quemara más producto, al tiempo que se vigilaba que el fuego no se extendiera.

Las grandes llamas alcanzaron hasta los 15 metros de alto en el complejo petrolero.

Este es el segundo siniestro que se registra en la zona industrial del municipio  Coatzacoalcos, toda vez que minutos antes, el complejo Morelos se había quedado sin energía eléctrica tras la falla de un turbogenerador de corriente.

Informes preliminares indicaron que se produjo una falla en el área de turbogeneradores del complejo petroquímico, lo cual provocó la salida de operación de todas las plantas.

Desde muchos metros a la redonda se podía observar el fuego.

Trascendió que uno de los turbogeneradores de energía eléctrica tuvo un problema y se cortó todo el suministro, por eso tuvieron que llevar a posición segura el complejo para evitar un accidente mayor.

En punto de las 17:00 horas, se confirmó que el siniestro fue sofocado al cien por ciento y solo se concentraron en el enfriamiento de la zona.

SE DISPARAN FUGAS POR HUACHICOL ¡Y APATÍA!

FAUSTINO GONZÁLEZ CRUZ

GRUPO CANTÓN

Entre los años 2013 al 2020, se han registrado mil 371 derrames de hidrocarburo; más de la mitad fue por “ordeña”.

Huachicoleo, daño mecánico por corrosión y deslizamientos a causa de los fenómenos meteorológicos, así como la falta de mantenimiento, han sido las causas principales de fugas de petróleo crudo y de gas en ductos de Pemex que cruzan por Tabasco.

De acuerdo con datos proporcionados por Pemex vía Transparencia a Grupo Cantón, en un periodo de ocho años, del 2013 al 2020, se han registrado mil 371 fugas de hidrocarburos en la red de ductos, de las cuales mil 099 han sido de petróleo crudo y 272 de gas.

ALGUNAS CAUSAS

De ese total, además, dominaron las fugas por huachicoleo, con un total de 897, el 65.41 por ciento, de las cuales 736 fueron de petróleo y 161 de gas. El documento señala que las causas principales de las fugas han sido Integridad mecánica y Acto ilícito.

De acuerdo con personal de Pemex consultados al respecto, la Integridad mecánica de un ducto se refiere a la capacidad para desempeñar la función para la cual fue diseñado, en forma segura y confiable, sin afectar la seguridad de las personas y el medio ambiente.

MÁS DAÑOS

Pero esta Integridad ha sido afectada por la corrosión en ductos a causa de los fenómenos naturales, a la antigüedad y más que nada a la apatía de Pemex por darle mantenimiento a esa infraestructura.

Respecto al Acto ilícito o vandalismo, señala que en los últimos años las bandas delictivas dedicadas al huachicoleo o robo de combustibles, se han multiplicado en Tabasco, principalmente en la zona de La Chontalpa y Centro, por donde cruza la mayor parte de los ductos, causando daños a esa infraestructura.

Respecto al Acto ilícito o vandalismo, señala que en los últimos años las bandas delictivas dedicadas al huachicoleo o robo de combustibles, se han multiplicado en Tabasco, principalmente en la zona de La Chontalpa y Centro, por donde cruza la mayor parte de los ductos, causando daños a esa infraestructura.

Es decir, la “ordeña” por falta de vigilancia e incluso abandono de tuberías, marcan la realidad de una infraestructura que, en algunos tramos, rebasa los 30 años de antigüedad.

Y es que de acuerdo con datos de la Profepa local, por Tabasco cruzan 8 mil 663 kilómetros de tubería, de los que más de 5 mil, el 58 por ciento, ya no operan, pero continúan generando fugas y alarma en la población.

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement