Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Protocolo. Para la Ssa no existe riesgo alguno, pero en las entidades exigen cremación, ataúdes sellados y cero velorios

Estados se hacen bolas con manejo de cuerpos de víctimas por el virus

En un estado es necesario incinerar los cuerpos. En otro, enterrarlos en ataúdes sellados con bolsas marcadas con la leyenda “riesgo biológico”. En uno más se prohíbe velar a los muertos. A tres semanas del primer fallecimiento por coronavirus en México, el covid-19 está cambiando la forma en la que los mexicanos procesamos la muerte.

Aunque la Secretaría de Salud (Ssa) federal señaló que no existe ningún riesgo con los cuerpos de personas que fallecen por covid-19, el temor de que propaguen el virus ha llevado a las fiscalías estatales a anunciar nuevos protocolos para el manejo y traslado de cadáveres.

La Ssa emitió el 5 de abril la guía “Manejo de cadáveres por covid-19 (SARS-CoV-2) en México”, en el que explica que una vez pasando el proceso de desinfección y colocado en una bolsa biodegradable, el manejo del mismo “no provoca ningún riesgo”. Aunque sugiere “preferiblemente” la cremación, aclara que de no ser posible, se practicará la inhumación en sepultura o bóveda. Y si el destino final es entierro, éste se da en las condiciones habituales.

Las cenizas pueden ser objeto de manipulación. Sin embargo, algunos estados han ido más allá, llegando al grado de publicar en el diario oficial de sus entidades lineamientos específicos para que, por ley, nadie viole estos nuevos protocolos en el caso de los fallecidos por covid-19.

Hidalgo es una de las entidades más estrictas: una de las medidas es que los cadáveres deberán “ser ingresados en bolsa sanitaria biodegradable.

Dichas bolsas deben etiquetarse con la leyenda “riesgo biológico” y con un símbolo de “residuo peligroso biológico infeccioso”. Los ataúdes deben tener ciertas características, como “resistencia a la presión de gases”.

En cuanto a las unidades de Servicio Médico Forense pertenecientes a la fiscalía del Estado de México, se emitió un acuerdo para que se acaten tres medidas generales básicas como lavado e higiene de manos y del equipo de protección personal para quien intervendrá con el cadáver; el uso de cubreboca N95, traje de bioseguridad hermético y desechable tipo Tyvec completo y goggles, además de la limpieza y sanitización de áreas y equipo.

En Tabasco la Secretaría de Salud prohibió velorios en domicilios particulares y exigió que los fallecidos por este virus deberán permanecer en un ataúd sellado y cremados en las 12 horas siguientes al deceso. En San Luis Potosí amplían este periodo a 24 horas y Coahuila impide que haya más de 10 personas en salas funerarias.

UNAM e IPN dejan hospitales

La UNAM y el IPN decidieron retirar a partir de este lunes a sus pasantes de medicina de distintos hospitales del país, a fin de salvaguardar su integridad frente a la pandemia por el covid-19.

En un comunicado, la Facultad de Medicina de la UNAM explicó que ante la falta de equipo para atender la emergencia sanitaria, retiró a todos sus pasantes que atienden a pacientes con ese virus. Explicó que esa decisión se tomó en sesión extraordinaria de Consejo Técnico y que el 30 de abril evaluarán las condiciones frente a la expansión del virus.

Mientras, también en un comunicado, el IPN informó que “como medida de protección y seguridad para nuestros alumnos, a partir del día de hoy (lunes) y hasta nuevo aviso retira a sus estudiantes de Medicina del internado rotatorio de pregrado y a sus estudiantes de Enfermería que realizan el servicio social en el Sector Salud” y buscará otras alternativas de apoyo.

Con información de: Alma Paola Wong