Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Esposos que se aman

“Hasta que la muerte nos separe” es un grito que dice: “aquí estaré a tu lado por siempre”, “Te amaré y te respetaré todos los días de mi vi­da”. Nada impedirá que logremos vivir unidos hasta que nuestros ojos se apaguen.

Un esposo de 65 años va a la pe­luquería, el peluquero lo nota im­paciente y con prisa, por lo cual le pregunta el motivo de su prisa, a lo que el señor le responde diciendo es que dejé un momento a mi espo­sa sola en casa, ella tiene alzhéimer y ya no me conoce, pero yo soy muy feliz en cuidarla y estar en su com­pañía, tenemos 45 años de casados y ha sido para mí lo mejor que me ha pasado, haberla conocido, cada día la amo más. Dios es Amor y ha dado a los esposos la capacidad de amar, su condición de esposos es la realización de su vocación al amor. No pierdas el tiempo en celos inúti­les, en reclamos, en chantajes, en discusiones vanas.

Expresar el amor conyugal a pesar de los momentos difíciles es algo que varía según pasan los años. El amor crece, se desarrolla, se manifiesta y madura con las di­ferentes etapas en la vida; las crisis son siempre la oportunidad para crecer en la vida matrimonial. To­do detalle de cuidado que se tenga al cónyuge amortigua todo ataque de las dificultades de la vida; ahora la pandemia es oportunidad para que los esposos se cuiden mutua­mente, se atiendan, se compren­dan en sus sentimientos, se valoren y recuperen muchos detalles que con el tiempo se fueron perdiendo.

Hoy el amor se entiende mu­chas veces como un mero senti­miento y se vive el amor de washap, con mensajes de texto, pero falta sensibilidad en los esposos, al ve­nir del trabajo, el poder recibirse con una sonrisa, atenderse, el po­der dialogar de los problemas de los hijos y del hogar cuando están descansados, el evitar los reclamos y los chantajes. Los esposos nun­ca deben dejar de ser novios que no pierden la oportunidad para una caricia, para un detalle.

El propósito de amarse hasta que la muerte los separe debe pre­valecer, a pesar de los problemas de la pandemia, a pesar de las dificul­tades y a pesar de los conflictos. Vi­van el amor, esa oportunidad única de sentir a Dios en medio de tu ho­gar a través de la persona amada. Cuídense de la época de los des­echables, del úsese y tírese. La re­novación de su familia, al pasar por esta prueba, comienza por reen­contrarse como esposos.

Te puede interesar

Advertisement