Conecta con nosotros
801 vistas -

Centla

Escapan asesinos del yucateco radicado en EE.UU.

Los asesinos son una banda que usa ponchallantas para detener los vehículos y asaltar a sus conductores.

Publicada

en

CENTLA, TABASCO.- Los Asesinos del Yucateco masacrado a machetazos en la Carretera Federal Costera Circuito del Golfo 180 por la Comunidad de Nuevo Centla, Tabasco, ya se escaparon, aseguran vecinos de esta localizada ubicada a 15 kilómetros al noreste de Frontera, ya que al parecer estos son originarios de este lugar y desde hace un buen tiempo se dedicaban a asaltar a transeúntes en el tramo carretero entre Nuevo Centla y San Pedro en los límites de Tabasco Con Campeche.

“No me mates, voy a ver a mi mamá que está enferma”, estas fueron las últimas palabras de José Alfonso Contreras R, el migrante yucateco asesinado la noche del lunes 28 de noviembre en el kilómetro 94 de la carretera Frontera-Ciudad del Carmen, en las inmediaciones del poblado Nuevo Centla, Tabasco, mientras que los asesinos le gritaban que no corriera que no lo iban a matar.

José Alfonso Contreras R, soltero, de 48 años de edad, residía en el 1877 NE 12TH Ave Hillsboro 97124, Oregón, Estados Unidos, donde trabajaba en el ramo de la construcción, y viajaba rumbo a Oxkutzcab, Yucatán, de donde era oriundo, para visitar a su madre, a quien no veía hacía ya un año. Llevaba regalos y tenía toda la intención de pasar la Navidad con ella y empezar a construirle su soñada casita.

La noche del lunes, poco después de las 10 de la noche, el buen hombre hablaba con su madre mientras conducía su Toyota Highlander gris, con placas 156-KVD de Oregón, EU. cuando explotó la llanta trasera-lado copiloto. Todavía en línea se aparcó, se bajó a checar y entonces vio a los asaltantes. “Creo que me van a asaltar”, le dijo a su progenitora, quien escuchó por el auricular todo lo que siguió, la súplica de su hijo, el ataque y su muerte.

Sus familiares alertaron al 911 y pidieron auxilio. Éste no llegó en el acto, y horas después, alrededor de las 6:30 de la mañana del martes 29, hallaron su cadáver a unos cuantos metros de su vehículo, sobre unas bolsas de basura, con una playera naranja, pero en bóxer. Y es que todo indica, sus asesinos le quitaron el pantalón, lo vilipendiaron, antes de matarlo de dos machetazos en la cabeza y robarle sus pertenencias.

Sus familiares –que reclamaron el cadáver al día siguiente a Tabasco– creen que los asesinos son una banda que usa ponchallantas para detener los vehículos y asaltar a sus conductores. Y es que, en esa zona, el kilómetro 94 de la carretera federal, en las inmediaciones del poblado Nuevo Centla, se han reportado otros casos similares.

Los vecinos de Nuevo Centla, aseguran que los asesinos del Migrante, que no se desca tarta son de este lugar, ya escaparon, mientras que el desafortunado yucateco fue velado el miércoles y recibió el último adiós de sus familiares y amigos en su domicilio de la calle 58, entre 43 y 45 de Oxkutzcab, Yucatán.

Te puede interesar:

Brindan ¡y burlan! retén anti-alcohol

Tabasco HOY https://www.tabascohoy.com/

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia