Síguenos

¿Qué estás buscando?

Apenas tiene 18 años.

CDMX

Escalaba las paredes para cometer robos

José Luis G. trepó tres pisos con sus manos hasta alcanzar una ventana y meterse a saquear un departamento. Huyó con la mercancía pero fue detenido en Tepito.

FÉLIX NOLASCO
GRUPO CANTÓN

VENUSTIANO CARRANZA, Ciudad de México.- José Luis G. vive en el famoso barrio de Tepito, pero la noche del 21 de abril se encuentra en la colonia Guerrero para escalar —como si fuera un hombre araña— tres pisos de un edificio, entrar por una de sus ventanas e introducirse a robar a uno de los departamentos.

Pese a su corta edad — acaba de cumplir 18 años— el joven se dedica al robo de casa-habitación desde hace años. Y lo hace de una manera muy singular: trepando con sus puras manos y dedos las paredes y herrerías de las ventanas hasta introducirse en alguna que sus dueños olvidaron cerrar.

José Luis no tarda ni 10 segundos en alcanzar la ventana abierta del edificio color naranja, por donde se introduce sigilosamente para robar.

Los inquilinos del departamento duermen y no escuchan los movimientos de José Luis G. que, deslizándose en la oscuridad, va metiendo en una bolsa que lleva un par de computadoras, relojes, celulares y otros objetos de valor que hay en el hogar.

Su acción no dura ni cinco minutos, desde que trepó por la pared hasta que comenzó a meter en su bolsa objetos de valor. No debe despertar a los moradores del lugar.

Con mucho cuidado corre el pasador de entrada del departamento y sale hacia el cubo de las escaleras, desciendo con rapidez. Apenas abre el portón de la calle del edificio, echa a correr, alejándose del lugar.

EL C-2 CAPTA SU FECHORÍA

En el Centro de Comando y Control C-2, de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, agentes captan con una de las cámaras instaladas en la ciudad, el momento en que José Luis G. escala el edificio para introducirse a robar.

De inmediato emiten una alerta a las patrullas cercanas para que se acerquen a prestar auxilio a la familia afectada. Pero no tardan en mandar una segunda alerta, esta vez dando la ruta de escape del ladrón para que lo siguieran y capturaran.

LO ESPERABAN EN EL MULTI

José Luis G ya había dejado de correr y caminaba tranquilamente de madrugada por la calle Libertadores, en dirección al multifamiliar conocido como Libertadores, en la colonia Morelos, el cual ha sido señalado como refugio de delincuentes, que se mezclan con los cientos de familias que viven allí.

Antes de llegar a la entrada del multi el ladrón vio salir de una esquina una patrulla, sus piernas instintivamente echaron a correr para alcanzar las rejas de la unidad habitacional.

Los elementos de la policía capitalina sector Buenavista logran alcanzarlo. José Luis G. opone resistencia, pero al final cede por la fuerza numérica de los azules.

Mientras era arrestado, José Luis G. negó haber robado los objetos que traía en su bolsa, asegurando que eran de su propiedad.

Horas más tarde, las víctimas identificarían los objetos sustraídos de su departamento, y José Luis G. quedaría asegurado por el delito de robo a casa habitación.

Te puede interesar

Advertisement