Connect with us

Hola, que estas buscando?

julio 26, 2021

Columnistas

Es tiempo del perdón

El perdón no lo otorgamos porque la otra persona haya cambiado o me pidió perdón, perdono para re­cobrar mi salud emocional y así dejar de vivir como esclavo del pasado. Es el perdón el que me permite re­cobrar la alegría de vivir y la ilusión de seguir aman­do. Cuando hemos perdonado: dejamos de juzgar a la otra persona, no la señalamos más, renunciamos a los deseos de venganza y recobramos el amor que había­mos pausado.

El perdón no es fácil de comprender, muchas veces estamos esperando “sentir el deseo de perdonar”, pero eso es imposible, porque el perdón no es un sentimien­to, el perdón es una decisión y se sostiene en el tiempo hasta que sanen las heridas que llevamos por dentro. Quien se beneficia al perdonar, es quien lo otorga. Es una experiencia que se vive en lo personal, en lo íntimo y tiene como fruto la paz de Dios que anhelábamos.

El perdón es la decisión de romper la lista de las acu­saciones que tengo contra la otra persona. El fruto del perdón se da cuando pienso en lo que ocurrió, y en ese momento me doy cuenta de que ya no duele, que la heri­da cicatrizó y soy libre del dolor que me ataba al pasado.

Te puede interesar

Advertisement