Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Errores al utilizar cubrebocas de tela

Cometer equivocaciones al utilizar mascarillas reduce su eficacia como medida preventiva frente al Covid-19.

Algunas entidades, como la Or­ganización Mundial de la Salud han advertido que algunas per­sonas comenten errores al utili­zar los cubrebocas. Si bien pa­rece ser que estos elementos ayudan a desacelerar la propaga­ción del Covid-19, un mal uso de­bilita su utilidad. A medida que el virus avanza por el país, las medidas de pro­tección se han elevado, tal es el caso en los últimos días, pues se aconsejó que todos deben usar estas mascarillas, sobre todo al hacer salidas esenciales a lugares públicos. Aunque no son suficientes para prevenir el contagio, se cree que ayudan a evitar la propagación en caso de que una persona asinto­mática no sepa que porta el virus. No obstante, es primordial sa­berlas utilizar y, sobre todo, evi­tar errores que pueden reducir su eficacia. Por eso, a continuación, se mencionarán las equivocaciones más frecuentes que se cometen.

 

APTAS PARA TODOS

Un error común sobre el uso de mascarillas de tela es pensar que son aptas para todos, sin excepción. Sin em­bargo, hay casos en los que se deben evitar estas cubier­tas, como menores de 2 años o personas con problemas respiratorios.

 

NO LAVARLAS

Si bien no es necesario des­echar las mascarillas de tela, es primordial lavarlas bien tras cada uso. Aunque a simple vis­ta parezcan limpias, es un error usarlas varias veces seguidas sin antes lavarlas. De igual for­ma debemos lavarnos las ma­nos antes y después de usarlas.

 

CUBRIRSE SOLO LA BOCA

Es primordial proteger, en la medida posible, las vías res­piratorias. Por lo tanto, en to­do momento, las cubrebocas de tela o las de uso médi­co deben cubrir nariz y boca. Si solo te cubres la boca o la nariz, no servirá como medi­da de protección.

 

PROTECCIÓN DE GRADO MÉDICO

Los expertos advierten que es una medida insuficiente para evitar la infección y que no es correcto pensar que brindan la misma protección de un tapaboca quirúrgico o mascarillas N95, reservadas para el personal sanitario.