web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
(Foto: Archivo)

Entregó Núñez 200 autos a un desconocido

El Gobierno presentó una demanda contra el particular en cuyo predio se depositaron las unidades automotrices.

A través de una demanda civil, el Gobierno del estado busca recu­perar un lote de 200 autos ase­gurados que fueron resguarda­dos en el predio de un particular en el 2018, y que ahora se niega a entregar o por lo menos se des­conoce dónde se encuentran las unidades.

De acuerdo al periódico ofi­cial del estado 3207, publicado el 24 de junio, la Dirección Jurídi­ca del Servicio Estatal de Admi­nistración y Destino de Bienes Asegurados, Abandonados o De­comisados del Estado de Tabas­co, quiere recuperar autos que durante el sexenio de Arturo Núñez Jiménez, fueron entrega­dos para su resguardo a una per­sona y que no formaron parte de la entrega – recepción.

Según los datos oficiales, bus­can a Miguel Velasco Trinidad, quien debe informar qué ocu­rrió con las unidades automotri­ces, incluso lo hacen a través de edictos debido a que el domicilio que tiene registrado ante la cita­da dependencia es falso o por lo menos no se encuentra viviendo actualmente en esa dirección.

 

EL AVISO

“Túrnense los presentes autos a la Actuaria Judicial adscrita, para los efectos que notifique e interpele a MIGUEL VELASCO TRINIDAD, para la devolución, ponga a disposición y a la vista del Servicio Estatal de Adminis­tración y Destino de Bienes Ase­gurados, Abandonados o Deco­misados del Estado de Tabasco, doscientos (200) vehículos au­tomotrices que resguardó en el predio rústico ubicado en la ran­chería Anacleto Canabal/2da sección, sin número en Villa­hermosa, del municipio de Cen­tro”, señala el periódico oficial.

Y en un numeral siguiente se le advierte: “De la revisión a los documentos exhibidos por la promovente -específicamente los traslados- se tiene que estos son incompletos, por lo que, pa­ra efectos de dar cumplimiento al punto que antecede, la pro­movente deberá exhibir un jue­go de traslado integrado con su escrito inicial de demanda y to­dos los anexos”.

De acuerdo a especialistas consultados, pudo ser que la persona a la que se aduce en el periódico oficial prestó o alqui­ló el terreno para resguardar las unidades, pero por algunos pro­blemas con la pasada adminis­tración, que pueden ser incluso de pago, no los devolvió y ahora el actual gobierno necesita re­cuperarlo porque están dentro del inventario que se recibió.

Llama la atención que hace apenas unos meses fue removi­do de la dirección del SEABA, Telmo Pernas Priego y en su lu­gar fue designada María Victo­ria Zarrabal Rabelo, sin que se dieran detalles de estos cam­bios.