Conecta con nosotros
2 vistas -

Tabasco

Pinchazos de llanto… ¡y vida!, vacunan a 20 mil en 1er día

Abarrotan miles de pequeños centros de vacunación en Centro; cumplen papás llevando a sus hijos.

Publicada

en

TABASCO.- Llantos, pataletas, alegría y confianza, fueron algunas de las reacciones que se observaron en el primer día de la jornada de vacunación para niños de 11 a 5 años en el municipio de Centro.

Sofi y su mamá Jazmín llegaron de la colonia Reforma. La pequeña no contuvo el miedo y estalló en llanto pidiendo ayuda a su mamá para que no la pincharan. Imploró que no le picaran el brazo, pero después de unos minutos ¡ por fin! La enfermera logró inmunizarla.

Jazmín, dio gracias a Dios porque al fin, después de vivir con el miedo por dos años, su pequeña está protegida contra el Covid-19.

Desde las 6:30 horas los padres de familia estaban ya formados a las puertas del módulo de la deportiva para vacunar a sus hijos, a las 8:30 horas y después de escuchar las recomendaciones de los médicos, arrancó la vacunación.

El primer piquete fue para Yael, de 11 años, quien no demostró ningún miedo al ver la jeringa, le indicaron que después de la aplicación debería esperar cerca de 20 minutos allí sentado, y en caso de reacción debería acercarse al personal de salud para indicarles cuales eran sus malestares, mismo que les serviría para llevar un control.

ACOMPAÑAN A LOS PEQUES

La vacunación de los niños se volvió todo un suceso familiar; hubieron casos en los que llegaba la abuelita, el abuelito, los tíos y los papás a darle valor a los niños.

Otros padres tomaban fotos del suceso histórico que estaban viviendo sus hijos. También se las ingeniaron para que no llorarán; los papás arrastraron con tablets y juguetes para evitar el llanto, pero en algunos casos fue imposible.

Sergio Daniel, padre de Gerardo, de 10 años, decidió llevarle su tableta porque sabía que su hijo se pondría nervioso; llegado el turno de su hijo, le indicó que no quitara los ojos del dispositivo para que no sintiera miedo.

En los siguientes minutos los gritos y llantos se comenzaron a escuchar, era un referente del nervio y dolor que estaban sintiendo al momento de recibir la vacuna.

Al terminar el tiempo que deberían pasar en observación, tanto niños como padres caminaron a la salida para retomar sus actividades diarias; madres y padres de familia consideraron que llevar a vacunar a sus hijos contra el Covid-19 es un acto de responsabilidad con sus hijos, mas allá de lo que digan los demás.

“Hay que cumplir, hay que traer a los niños, es parte de nuestra responsabilidad como padres” expresó don Exsaú, tío de Helimelec, de tan solo cinco años, quien al salir de la vacuna se mostró emocionado a pesar del piquete que recibió.

El gobernador Carlos Manuel Merino y la Secretaria de Salud recorrieron la sede.

La mayoría tuvo la compañía y el apoyo de sus madres.

Recomiendan esperar 15 días para poner otra vacuna

La epidemiologa Tonantzin Valadez Jiménez, quien forma parte de la dirección de salud pública y medicina preventiva del ISSET, y quien participó en la jornada de vacunación a los menores de 5 a 11 años de edad, dijo que después de la aplicación de la vacuna del Covid-19, los niños tendrán que esperar 15 días para que les puedan aplicar algún otro inmunologico, como es la vacuna contra la influenza.

Entrevistada por Grupo Cantón, la especialista dijo que no se recomienda que las vacunas se mezclen, por lo que exhortó a todos los padres de familia a tomar muy en cuenta esta importante recomendación.

Asimismo, la especialista dijo que las posibles reacciones por la vacuna son menores y similares a las que pueden presentar los adultos, tales como dolor de cabeza y dolor en el brazo.

VACUNAN SIN RIESGOS

Por otra parte, Valadez Jiménez explicó que la dosis aplicada para los niños es de 0.2 mililitros, y en esta ocasión se usaron jeringas diferentes para cada niño.

“En el caso de los infantes se les aplicó 0.2 mililitros, es decir, es menor a la dosis que se les ha aplicado a los adultos; es jeringa por persona, así que no hay ningún riesgo, cuidamos que se sigan cada una de las medidas sanitarias” indicó la médico Valadez Jiménez a esta casa editorial.

Tonantzin Valadez Jiménez es epidemióloga del ISSET.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia