Conecta con nosotros

Opinión

Entre las pasarelas y actos de unidad

Publicada

en

82 Visitas

Al igual que la alianza opositora conformada por PAN, PRI, PRD salieron con ánimos triunfalistas el pasado 6 de junio después de haber perdido 4 estados y retener dos (Aguascalientes y Durango) festejo menguado por los misiles enviados desde Campeche por la gobernadora Layda Sansores, que mejor hubiera buscado la dirección del desaparecido CISÉN o RTC de la Secretaría de Gobernación, y hoy tuviera más festividad que su gobierno.

Entonces, si de seis estados se ganan dos, y se tocan las maracas de triunfo, Morena y los morenos no cantan mal las rancheras, este domingo pasado hicieron una concentración denominada “Unidad y Movilización para que siga la Transformación”, con sede en el Estado de México,bastión histórico del PRI, donde el año próximo habrá elecciones al igual que en Coahuila; ahí en la cuna del poderoso grupo Atlacomulco se mandaron varios mensajes. El primero, que las cartas ya están echadas, las corcholatas destapadas y los carriles abiertos para que se midan ante el público elector. El segundo, es la sede del evento, que van por el Estado de México, segundo padrón electoral más grande del país. El tercero, demostrar qué hay “unidad”, pero les salió un prietito en el arroz, el Senador zacatecano salió al paso, acusando a sus compañeros de partido de estar fuera de la ley y que hasta jurisprudencia por tener encargos públicos.

No queda ninguna duda. Adán va. Con su peculiar característica, el Secretario de Gobernación, gozando del aval del Presidente se sube a la carrera por la silla buscando emerger como la tercera vía que Morena necesita para mantener la unidad, dados los choques entre las facciones que apoyan a la Jefa de Gobierno y al Canciller.

En política no hay casualidades, y el hecho de que este desfile de presidenciales disfrazado de acto partidista de unidad se haya llevado a cabo en Toluca, empero; es un claro mensaje para la oposición, ahí, el tabasqueño, “el numero 2” en su intento de unidad sentenció: “Vamos a ganar el Estado de México y Coahuila en 2023, vamos a ganar 2024, pero tenemos que ir juntos, dejemos a un lado la aspiración personal…”.

Gran reto para el partido en el poder, ya que ahí mismito, en el mitin, pese a sus reiterados llamados a la unidad, el Canciller Marcelo Ebrard le reviraba que la unidad se construye pero con respeto y suelo parejo.

Al día siguiente, el Senador Ricardo Monreal, quien también tiene su corazóncito, y está roto, por cierto, declaraba muy sentido que no es el consentido ni pertenece al famoso club de corcholatas, concluía además, con que el Presidente sería quien tomaría la decisión de ungir al elegido a pesar de las encuestas.

La Sheinbaum se limitó a agradecer su porra mientras dirimía las críticas por andar en campaña en lugar de estar pendiente de no dejar morir el ahuehuete de Avenida Reforma, pues a quién le importa un árbol tratándose de la carrera 2024.

La Sheinbaum se limitó a agradecer su porra mientras dirimía las críticas por andar en campaña en lugar de estar pendiente de no dejar morir el ahuehuete de Avenida Reforma, pues a quién le importa un árbol tratándose de la carrera 2024.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia