Conecta con nosotros

MAÑANERA …CON LUPA

¡Entiéndalo!, primero los pobres

Publicada

en

99 Visitas

A sus opositores políticos y detractores en general, les “purga” la sencillez con que muchas veces el presidente expone los temas o bien, la claridad con que califica a determinados políticos.

En esta ocasión, ante la postura de la Alianza PAN, PRI y PRD de frenar sus reformas en una moratoria constitucional, el presidente fue claro: “entonces que ya no vayan; si no van a legislar, que no vayan a la Cámara de Diputados, que no vayan a la Cámara de Senadores, nada más que no cobren”.

El mensaje de AMLO para diputados federales es, “mejor no vayan a ocupar un escaño, a generar gastos a ese recinto al que sólo van a holgazanear”.

Su deber es legislar, voten a favor o en contra, pero deben acudir y revisar las reformas enviadas, “no les vamos a pagar para que hacer politiquería e intenten chantajear”.

“Los diputados están ahí, para revisar modificar y mejorar iniciativas, códigos o leyes a favor de la ciudadanía. Están fallando a pesar de que una parte significativa de los impuestos se va en pagarles por NO hacer nada o hacer muy poco”.

SABER HISTORIA

Para cerrar, el presidente habló del México profundo, narró el caso del gobernador de Oaxaca, Félix Díaz, (hermano del presidente Porfirio Díaz) quien reprimió una protesta en Juchitán, arrasando con el pueblo y asesinando a sus dirigentes; al final, lo lincharon.

¿Qué está diciendo a quienes desde el poder político, económico y a las elites sociales no sólo descalifican la ayuda otorgada a sectores vulnerables, despreciando con ello a los pobres mismos? Simple y lo ha dicho siempre, “por el bien de todos, primero los pobres”; NO lo entienden. Con las salvedades y diferencia de tiempos, les recomienda que dejen de menospreciarlos, de intentar boicotear esa ayuda porque de no haber llegado él a reivindicar sus causas, hoy, nadie les garantizaría la paz y disfrute de bienes (mal habidos en gran parte). Muy probablemente, ese México profundo, “se las habría cobrado” como al hermano de Díaz.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia