Connect with us

Hola, que estas buscando?

Ejidatarios de Pejelagartero hallaron la fosa. Imagen ilustrativa

Huimanguillo

Encuentran restos humanos en fosa

Las partes humanas estaban solidificadas. Se desconoce identidad, aunque se sabe que se trataba de un hombre.

FÉLIX NOLASCO
GRUPO CANTÓN

HUIMANGUILLO.- El domingo 24 de mayo algunos ejidatarios de Pejelagartero, en el municipio de Huimanguillo, se pusieron a limpiar unos terrenos.

A eso del mediodía, uno de los comuneros moviendo con un garabato la hierba cortada, halló una zanja cubierta con pencas de coco.

Al ejidatario se le hizo extraño encontrar una fosa cubierta en un paraje baldío, movido por la curiosidad empujó las palmas secas a un lado, la fosa quedó al descubierto completamente. Dentro estaba una extraña piedra blanquecina.

El comunero vio en esa extraña piedra una forma humana. Ya se iba dar la vuelta cuando decidió acercarse más a aquel objeto. Grande fue su sorpresa al constatar que no se trataba de una piedra sino efectivamente de restos humanos.

De inmediato se corrió el rumor en el sector Palo de Rayo hasta alcanzar a las autoridades policiacas. Estas se presentaron en predio para acordonar el hallazgo y proteger cualquier evidencia. Los municipales llamaron a su vez a la Fiscalía General del Estado de Tabasco, quien envió a sus policías de investigación para analizar el descubrimiento.

RESTOS SON DE UN VARÓN

A las 15:13 horas arribaron el médico legista Jaime García Martínez, y el perito en criminalística Luis Morales Aguilar.

Con una cuidadosa extracción de los restos humanos, los forenses confirmaron que se trataba en efecto restos humanos pertenecientes a un varón.

Como había pasado mucho tiempo entre la muerte del individuo y su ocultamiento en aquella fosa, los restos humanos habían comenzado a solidificarse.

Es por eso que el ejidatario que hizo el hallazgo pensó en un principio que se trataba de una extraña piedra.

NO LE DIERON SEPULTURA

Hacía mucho tiempo que en Pejelagartero no ocurrían noticias que pusieran a la gente a pensar de más. Todos especulaban sobre la identidad de aquel pobre hombre que había sido enterrado de esa forma, sin merecer cristiana sepultura.

Ya casi al caer la tarde, los ejidatarios vieron pasar otra camioneta al paraje donde había sido hallado aquel hombre.

Era una camioneta Chevrolet Silverado, sin placas de circulación, donde venían el policía de Homicidios, Horacio Gerónimo Jiménez y un oficial más. Ellos terminaron de hacer el levantamiento del cadáver.

RECONOCEN AUTO

Cuando parecía que ya no habría ningún dato que recabar, uno de los mirones se acercó al oficial para informarle que cerca de la excavación fue encontrada hace tiempo restos de la carrocería de un vehículo, probablemente la unidad del infortunado.

Te puede interesar

Advertisement