Conecta con nosotros
29 vistas -

Guerrero

Encarcelan a niña de 14 años por huir de matrimonio forzado, en Guerrero

Una niña de 14 años intentó huir de un matrimonio forzado, pero fue encarcelada por autoridades de Cochapa el Grande, en el estado de Guerrero.

Publicada

en

GUERRERO.- Anayeli, una niña de 14 años de la comunidad de Joya Real fue privada de su libertad y encarcelada tras intentar escapar del acuerdo de un matrimonio forzado que habían negociado sus familiares.

El Centro de Derechos Humanos de la Montaña (CDHM) Tlachinollan, ha presentado cinco casos de matrimonio infantil en el municipio de Cochapa el Grande, en la Región de La Montaña del estado de Guerrero; el último caso fue el de Anayeli.

La menor de edad estuvo más de un día privada de su libertad sin agua ni comida, y fue gracias a la intervención del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan que fue rescatada y puesta a disposición del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF) en la ciudad de Tlapa, según informó la organización en un comunicado de prensa publicado el miércoles.

 

El caso de Anayeli

La integrante del pueblo indígena Na Savi es una niña huérfana de padre que el pasado lunes 22 de noviembre iba a ser entregada a una familia de la comunidad de Joya Real, después de que un primo suyo negociara su casamiento forzado por unos 200 mil pesos (unos 9 mil 756 dólares).

La menor pidió auxilio a su comunidad y terminó por refugiarse en casa de un vecino. La Policía Comunitaria de Joya Real fue a buscarla, pero en lugar de rescatarla, Anayeli fue encarcelada por las autoridades, según denunció el director del CDHM Tlachinollan, Abel Barrera, en entrevista con la periodista Carmen Aristegui.

“La ubicaron en la casa de un vecino, ella se fue a resguardar para evitar que se la llevaran y la obligaran a casarse”, dijo el defensor de derechos humanos.

La organización que documenta las violaciones a los derechos humanos cometidas en las regiones de la Montaña y de la Costa Chica tuvo conocimiento de que las autoridades encarcelaron a Anayeli, al vecino que le dio refugio, al primo que negoció su venta y a un tío de la niña que le habría avisado sobre el eventual acuerdo de matrimonio forzado.

“La Policía Comunitaria de Joya Real lo que hizo fue buscar a la niña, porque como se escapó en el momento en que iban a entregar el dinero, tenían que dar con su paradero”, dijo Barrera.

El caso de Anayeli demuestra que la práctica ilegal de venta de niñas continúa vigente en La Montaña de Guerrero.

El Centro Tlachinollan tuvo conocimiento de que el miércoles 24 de noviembre se realizarían varias fiestas en Joya Real por el casamiento forzado de otras cuatro menores de edad.

 

TE PUEDE INTERESAR: Pedófilo se declara mujer, lo recluyen en prisión femenina y viola a su compañera de celda

tabascohoy.com

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia