Síguenos

¿Qué estás buscando?

La menor acompañada de sus padres.

Seguridad

En vez de brindar seguridad policía iba a abusar de menor

El representante de la ley la golpeó en la nuca y quiso aprovecharse de Claudia. Sus familiares exigen cárcel.

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chiapas.- Claudia apenas es una muchachita de 14 años de edad, y ya vive el drama de ser mujer en Nueva Palestina, en los Altos de Chiapas.

El pasado martes 23 de febrero, en su propio patio, sufrió un intento de violación por Pedro Sánchez, policía municipal, encargado por otra parte de dar seguridad a los habitantes de la comunidad.

Flanqueada la víctima por dos de sus familiares, quienes dieron a conocer a través de un video, que el elemento de seguridad «intentó noquearla», exigieron justicia para no dejar impune lo que calificaron como un intento de feminicidio.

La adolescente, vestida con ropas modestas, reveló con lágrimas en los ojos, que Pedro Sánchez intentó golpearla con la mano derecha. Eran aproximadamente las nueve y media de la noche.

LA RESCATAN FAMILIARES

El manotazo fue tan duro que la joven mujer cayó al suelo. El policía, en vez de ayudarla a levantarse, comenzó a jalonearla con la aviesa intención de abusar de ella.

Por fortuna, adentro de la vivienda, los familiares escucharon los ruidos extraños, y se asomaron al patio a ver qué sucedía.

Grande fue su sorpresa cuando vieron la silueta de un desconocido forcejeando con quien supieron de inmediato era Claudia. Ella se resistía a pesar de lo desbalanceado de sus fuerzas.

Los familiares corrieron a auxiliar a la muchacha. El desconocido, a quien la víctima logró identificar, salió huyendo del lugar. Pudo alcanzar la puerta de su casa y apenas entró cerró tras de sí la puerta.

LA MADRE ENCUBRE AL FEMINICIDA

Los parientes de Claudia comenzaron a exigir a los dueños de la casa que entregaran al energúmeno, pero estos se negaron a dialogar con ellos.

Una llamada a la policía preventiva de la comunidad y a la municipal hizo que no tardaran en arribar las patrullas al predio.

La madre de Pedro se interpuso en la entrada de la casa, entre los familiares de la víctima, la policía y su hijo, que tan asustado estaba de lo que había hecho, que se le bajó todo el trago que horas antes había consumido. Su cara estaba pálida, como quien ve un muerto salir de su tumba.

A la mañana siguiente, aconsejado por su madre, Pedro Sánchez se presentó a la casa donde la noche anterior había querido abusar de Claudia.

Tocó la puerta y dio con voz nerviosa los buenos días. Los padres de Claudia no creían lo que veían. Pedro, sin levantar los ojos de la tierra, pidió disculpas.

No sabía lo que hacía anoche. Yo estaba muy borracho anoche, y por eso ocurrió todo lo que hice. Les pido disculpas.

La paciencia de la familia de Claudia fue grande que no sacaron los machetes. El intento de violación que puso en riesgo la vida de su hija no fue un juego. Si no se resiste la adolescente, el policía habría abusado de ella. O si el golpe hubiera sido más fuerte en la nuca, Claudia no lo cuenta.

-Exigimos al fiscal del Estado de Chiapas justicia, al ministerio público de Ocosingo, que tomen cartas en el asunto. Hago un llamado urgente para que esta conducta no quede impune.

Hasta el momento, el policía Pedro Sánchez no ha sido detenido. Y ni siquiera ha sido dado de baja de la corporación. Claudia, muchacha de 14 años, espera aún justicia.

Te puede interesar

Advertisement