Conecta con nosotros
94 vistas -

100% Deportes

En peso para su combate libran la báscula Ramírez y Bivol

El mexicano presentó ante la romana 174.6 libras, por 174.7 del Campeón Semipesado de la AMB.

Publicada

en

94 Visitas

MÉXICO.- Gilberto “Zurdo” Ramírez y Dmitry Bivol acudieron puntuales a la última estación antes de su pelea de este sábado, y ambos se declararon elegibles para contender por el título Semipesado de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en poder del ruso.

Una regla que, sobre todo en otras Divisiones suele ser engorrosa para los boxeadores, como los es el acudir a la romana, no resultó en un problema para este par de peleadores, pues tanto el retador mexicano como el Campeón del Mundo sortearon el requisito sin mayores miramientos.

Ambos pugilistas, flanqueados por sus equipos, se dispusieron a dar ese primer golpe previo a su reyerta, y entonces hoy están listos para lo que sigue, que es dejar de lado las frases y hasta las habladurías, para arreglar todo arriba del ensogado de la Etihad Arena de Abu Dabi, el escenario de su confrontación.


Pesos casi idénticos
El mazatleco Ramírez, ataviado con un pants negro, esta vez, al menos en su arribo, se mostró más centrado, a la contra del euroasiático, quien llegó como auténtico rockstar, luciendo unas gafas por aquello del sol.

Y el primero en subirse a la báscula fue el representante azteca, con la seguridad del trabajo realizado y el resultado fueron 174.6 libras, por debajo de las 175 establecidas en esta categoría, y a la espera de que no suba muchos kilos en las próximas horas, pues según el análisis de Julio César Chávez, el que no esté tan pesado le dará más opciones de triunfo.

Después tocó el turno del monarca, y éste presentó 174.7 libras, apenas por encima de su oponente. Para el cara a cara, durante varios segundos de miradas retadoras y nulos parpadeos, el cerrojo fue con un puño, porque al final todo es deportivo y en un cuadrilátero. Así, todo está hecho para el combate campeonil en los Emiratos Árabes Unidos.

Continuar leyendo
Click para comentar

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia