Conecta con nosotros

Centro

En la zona de la Isla prolongan el tandeo del agua

El SAS ha señalado que la situación podría durar todo el mes de abril, debido a la falla de la planta La Isla 2.

Publicada

en

58 Visitas

JOSÉ ÁNGEL CASTRO

GRUPO CANTÓN

 

En medio del estiaje con tempe­raturas que alcanzan los 40 gra­dos, los habitantes de la zona La Isla tendrán que sortear los “tandeos” de agua que aplica el Siste­ma de Agua y Saneamiento ( SAS) es decir, que sólo unas horas esa población puede disfrutar del servicio de agua y estas horas ge­neralmente son por la noche y en la madrugada.

El organismo distribuidor de agua del municipio de Cen­tro, aplicó del 5 al 9 de abril sus­pender el servicio de agua siete de ña mañana a cinco de la tar­de, sin embargo, el líquido no lle­ga inmediatamente, toda vez que tienen que esperar que la planta represione.

“Sólo nos dan agua unas ho­ras en la madrugada, a esa hora toda la gente del fraccionamien­to prende las bombas y mucha gente se queda sin agua”, se quejó una vecina de la zona.

A pesar que este nueve de abril el servicio de agua se normaliza­ría, técnicos de la planta asegu­raron que el “tandeo” se puede prolongar todo abril, debido que aún no terminan de dar manteni­miento a la planta La Isla 2, lo que impedirá regularizar el servicio a más de 30 mil habitantes de la co­lonia Miguel Hidalgo y fracciona­mientos diversos.

La ingeniero Guadalupe, en­cargada de la planta, indicó que la planta se encuentra trabajando en un 100 por ciento, sin embar­go, no se pudo avanzar en el man­tenimiento de la misma.

 

EN IXTACOMITÁN LLEVAN YA UN MES VIVIENDO UN INFIERNO

Más de un mes se ha cum­plido para los habitantes de las cinco secciones de la ran­chería Ixtacomitán, sin el su­ministro de agua potable y viviendo un infierno, desco­nociendo los motivos.

Aurelia León, una mujer de 65 años de edad es una de las personas que más a sufrido el problema del agua, pues se ha obligado a racionarla.

“No sabemos qué está pa­sando, aveces escuchamos que están reparando la bom­ba, en otras ocasiones que no sirve la bomba”, explicó.

“Aquí tenemos que hacer maravillas con la poca agua que nos traen los vecinos con pipas, porque el ayuntamien­to ni se aparece”, se quejó.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia