Conecta con nosotros
793 vistas -

100% Deportes

En la FRA cobran por poder jugar

Denuncia de un padre de familia deja en evidencia que el circuito tabasqueño ya perdió su carácter formativo.

Publicada

en

793 Visitas

La Liga Francisco Rosas Ángel ha perdido su esencia de formar jugadores, ahora su mismo reglamento impide que los niños y jóvenes puedan escoger con liberta donde poder jugar, desarrollarse o simplemente jugar, incluso obliga a que los equipos paguen 5 mil pesos si quieren hacerse de un jugador que ha militado en la selección y ahora prefiere jugar en otro equipo, algo que solo se ve en el profesional o en ligas de mayores.

Este martes se llevará a acabo una reunión urgente para tratar este problema, mismo que el presidente de la liga, Ignacio Martín Ramírez, permitió, apoyándose en un votación interna entre entrenadores que han perdido el rumbo o quizás pretenden aplicar un ambiente de equipos profesionales en ligas de formación.

DENUNCIA

Hasta la redacción de Grupo Cantón un padre de familia hizo llegar el oficio donde perfectamente apoyado por el reglamento de la FRA el entrenador de Vikingos exige el pago de la “transferencia” de dos elementos que ahora están en otro equipo algo que nunca se había visto de manera formal en el circuito de formación.

El jefe de familia expone que su hijo es uno de los afectados y ahora en esta junta que se efectuará este martes pretenden que el niño quede inhabilitado para poder jugar y así sufrir un castigo por solo querer jugar en otro equipo con sus amigos.

El reglamento de la FRA lo permite tras la votación de los entrenadores.

MERCENARIOS

Esta práctica, reglamentada por la misma FRA, es una prueba de denuncias que se habían tenido años atrás, donde varios equipos terminaban abandonando el circuito por que otros clubes les pedían dinero por los jugadores.

Esta práctica hace que el circuito pierda por completo el carácter formativo y ahora sea una liga donde el dinero habré las puertas para estar en grandes equipos y así poder conseguir un campeonato, que al final no es económico, pues el terminar como monarca no garantiza un apoyo con dinero y solo se reciben trofeos.

 

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia