Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Los socios conductores estarán sujetos al pago de IVA sobre la tasa de servicio.

En el caso de Uber, conductores pagarán nuevo impuesto, no pasajeros

Las nuevas disposiciones fiscales, derivadas de la Iniciativa de Reforma Fiscal presentada por el Ejecutivo Federal y aprobadas por el Congreso, no se verán reflejadas en un aumento en los precios a usuarios en los viajes realizados a través de la aplicación de Uber.

La plataforma de transporte privado Uber, anunció que no trasladará a los usuarios el Impuesto al Valor Agregado (IVA) de los servicios digitales que entrará en vigor el próximo 1 de junio, sino que será absorbido por los conductores de la plataforma.

“Los socios conductores estarán sujetos al pago de Impuesto al Valor Agregado (IVA) sobre la tasa de servicio, con un valor variable desde 0.16% y hasta 6.8%, de la tarifa de cada viaje realizado a través de la aplicación de Uber”, dijo la empresa a El Financiero.

Este punto, explicó la app, se refiere al cobro que se le hace al conductor “por los servicios digitales/tecnológicos que la plataforma le presta (Uber al conductor). Ese cobro ahora causará IVA (a partir de junio)”.

La tasa de servicio forma parte del dinero que Uber recibe de cada uno de los viajes que se realizan. Por ejemplo, en un recibo que se analizó para este texto, un viaje en el que se le cobraron al usuario 280.17 pesos (IVA incluido), la plataforma se quedó con un monto de 103.07 pesos, y el operador 177.10 pesos.

En los recibos que obtienen los conductores se desglosa el cobro en dos partes. Uno, el de los ingresos, con conceptos como ‘tarifa base’, ‘distancia’, ‘tiempo’. Y otro, el dinero que recibe la aplicación con dos conceptos: ‘tarifa base’ y ‘cuota de solicitud’.

Con información de El Financiero.