Conecta con nosotros

Astillero

Empresarios, acuerdos y oposición

Avatar

Publicada

en

 

  • Herrera no va a Banxico ● Loretta Ortiz, ministra ● Corte, militares y seguridad

Al día siguiente de haberse publicado en el Diario Oficial de la Federación el polémico Acuerdo que pretende permitir a la Presidencia de la República la elusión de cualquier obstáculo legal en obras y proyectos que se consideren estratégicos o prioritarios, en Palacio Nacional se realizó una comida con miembros del Consejo Asesor Empresarial de esa misma Presidencia.

Ahí estuvieron, entre otros, varios de quienes en el pasado eran considerados parte de la “mafia del poder” (especie en peligro de extinción, al menos retórica): Carlos Slim (Carso), Germán Larrea (Grupo México), Carlos Hank (Banorte) , Miguel Rincón (Scribe, compadre presidencial), Daniel Morán (Grupo Vidanta, revelación del sexenio), Sergio Gutiérrez Mugerza (DeAcero) y la trinidad televisiva, Bernardo Gómez (Televisa), Ricardo Salinas (Grupo Azteca) y Olegario Vázquez Aldir (Imagen). Y Alfonso Romo, quien sigue siendo “enlace” con los grandes capitales.

Cierto es que el entorno empresarial se ha enrarecido por la recurrencia al concepto de “seguridad nacional” e “interés público” en el Acuerdo arriba mencionado, aún cuando el presidente López Obrador procuró precisar en su conferencia mañanera que las medidas buscan evitar que se entrampe la continuidad de ciertas obras, como el Tren Maya, a partir de estrategias jurídicas dilatorias, como las cascadas de solicitudes de amparo de la justicia federal.

López Obrador mencionó a los Claudios X. González, padre e hijo, y al ministro en retiro, José Ramón Cossío, como impulsores de esas estrategias. Por otra parte, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) informó en un comunicado que “en los próximos días, el Pleno aprobará en sesión pública” la presentación de una controversia constitucional contra el Acuerdo presidencial multicitado.

Además, en el ámbito empresarial hay preocupación por la paridad cambiaria (afectada por factores externos, sobre todo), los índices inflacionarios, la irrefrenable inseguridad pública y los amagos de desinversión de firmas extranjeras. Ya se sabrá, más allá de las declaraciones oficiales que se produzcan, el motivo y las expectativas de una comida del mayor peso empresarial nacional en Palacio con el presidente de México.

El ocupante que fue de una de las principales oficinas de ese Palacio Nacional, Arturo Herrera, quien dejó el 15 de julio de este año la Secretaría de Hacienda y Crédito Público con la oferta de ser postulado para gobernar el Banco de México, confirmó ayer que tal propuesta fue retirada de comisiones senatoriales por el mismo oferente inicial. Hay versiones que hablan de un desafecto por hechos que molestaron a la Presidencia y otras que suponen que podría ser candidato de Morena a gobernar su natal Hidalgo.

En el Senado eligieron, con una amplia votación a su favor, a Loretta Ortiz Ahlf como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Muy atrás quedaron, en sufragios, Eva de Gyvés y Bernardo Bátiz. Ortiz hizo hincapié en su discurso oficial en su compromiso con la implantación de la reforma judicial de la que ya no podrá encargarse Arturo Zaldívar. Nunca había tenido la Corte tantas ministras e incluso se abre la posibilidad de que una de ellas presida más adelante el poder judicial federal.

Y, mientras hoy, en la Primera Sala y no en sesión plenaria, la Corte resuelve una controversia constitucional (o la remite justamente al pleno) respecto al acuerdo del presidente López Obrador para permitir que las Fuerzas Armadas se encarguen de la seguridad pública en el país en tanto se integra adecuadamente la Guardia Nacional, ¡hasta mañana, con la posibilidad, anunciada por AMLO en asamblea del Seguro Social, de que militares se encarguen de la distribución de medicamentos en el país, para terminar con el desabasto!

tabascohoy.com

Astillero

Quédate en el patio trasero

Julio Astillero

Publicada

en

 

  • México acepta plan de EU ● Espino deja cargo federal ● Claudia, giras con AMLO

Bajo un disfraz de concesiones “humanitarias” a migrantes que han solicitado asilo en Estados Unidos, el gobierno de México, con la cancillería como responsable operativo, ha aceptado el regreso de la trumpista reformulación de nuestro país como auténtico patio trasero al cual enviar a esos solicitantes en tanto el aparato imperial decide si les concede la gracia del asilo o no.

El programa, denominado Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, conforme a sus siglas en inglés), fue implantado en 2019 por el tóxico agente naranja que habitaba la Casa Blanca. Joe Biden decidió cancelarlo, como una de sus primeras decisiones fuertes en enero del año en curso, hasta que un juez radicado en Texas ordenó la reinstalación. El zigzagueante Biden pidió tiempo para negociar con México la aceptación del desconsiderado propósito: en lugar de que Estados Unidos cargue con la responsabilidad de la estancia en su propio territorio de solicitantes de asilo, los enviará a México para que acá esperen el tiempo que tarde la resolución judicial correspondiente. Hágase la voluntad de los gringos en el patio de descarga del vecino frágil.

Depositar a esos solicitantes de asilo en México, en particular en las zonas fronterizas norteñas, les coloca en una situación de extremo riesgo, sobre todo en relación con los cárteles del crimen organizado. Solicitar a Estados Unidos dinero para medio atender a esos migrantes en suelo mexicano, es una acción lamentable, por no usar palabras de mayor calibre.

Renunció Manuel Espino Barrientos al cargo de Comisionado del Servicio Público Federal que le había asignado Alfonso Durazo Montaño cuando este era Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana.

Antes, había sido presidente del comité nacional del Partido Acción Nacional, con Vicente Fox como presidente de la República y tiene un historial ineludiblemente relacionado con el fraude electoral de 2006, al grado de alzarle la mano, como triunfador, a Felipe Calderón. Similar maniobra de oportunismo sexenal tuvo con Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador.

La salida del puesto en la SSPC tuvo como antecedente una solicitud de licencia para intentar postularse como candidato al gobierno de Durango por Morena. No fue incluido por el consejo nacional morenista en la cuarteta de aspirantes, pero sus seguidores aseguran que podría ser inserto más adelante, como concesión de la comisión de elecciones.

Por lo pronto, hay acercamientos con el grupo de Marina Vitela, expriista del grupo del exgobernador tricolor Jorge Herrera Caldera y actual presidenta municipal de Gómez Palacio. Seguidores de Espino afirman que este podría ser coordinador general o electoral de la campaña morenista y, ya “con derechos” partidistas (aunque, a la fecha, no se ha aprobado su afiliación en la aplanadora guinda), aspirar a posterior candidatura a un cargo de elección popular.

La gobernadora de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum tendrá días de intensa convivencia escénica y política con el presidente de la República. Le acompañará en la gira que López Obrador hará en algunos lugares de la capital del país y en otros que visitará en el contiguo Estado de México. Por ello cambió la fecha de la presentación de su tercer informe de labores, que debía ser el domingo 5 de este mes y lo pasó para el día 8, en un acto al que dijo que “podría” invitar al propio titular del máximo cargo público nacional, al que la propia Sheinbaum podría aspirar como candidata de Morena, con la etiqueta de favorita de Palacio.

Y, mientras el Senado ha aprobado que la exsubsecretaria de Hacienda, Victoria Rodríguez Ceja, llegue a la Junta de Gobierno del Banco de México, con la expresa predeterminación andresina de que sea la primera presidenta de esa entidad, ¡hasta el próximo lunes, con Marko Cortés enojado porque cuatro gobernadores del Partido Acción Nacional fueron al informe obradorista en el Zócalo y se tomaron fotografías de ocasión, con toques de entendimientos a futuro!

tabascohoy.com

Continuar leyendo

Astillero

AMLO, al combate

Avatar

Publicada

en

 

  • Creciente poder político ● Exigencia de resultados ● Clave, esperanza social

Con la vista puesta en el segundo y último tramo de su gestión presidencial, cuando las tensiones y presiones se agudizarán, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hizo un discurso en el Zócalo capitalino que pareció montarlo nuevamente en el caballo de batalla: mandó al carajo la interpretación pripanista de que el beneficio económico a las élites termina por beneficiar a la parte baja de la pirámide socioeconómica, planteó que en su visión y hechuras no debe haber zigzagueos ni desdibujamiento y reiteró la confianza en las bondades del ejercicio de revocación de mandato, al que invitó a participar.

Fue, como era previsto, una concentración masiva de apoyo al presidente de la República en su tercer año de haber llegado a Palacio Nacional. El talante de los asistentes fue festivo y en varias ocasiones brindaron aplausos a pasajes del discurso andresino. El escenario estuvo ocupado por la figura central, el Presidente, su esposa y el gabinete.

Pero también estuvo el fantasma del futurismo que no tuvo manera de manifestarse con alguna expresión indicativa de preferencia hacia alguna de las dos piezas principales de la contienda, el canciller Ebrard y la gobernadora Sheinbaum, mientras el secretario de Gobernación se mantenía en la formalidad de su encargo y, en todo caso, la novedad sería la ausencia del precandidato oficiosamente no deseado, Ricardo Monreal, concentrado en tareas senatoriales imperiosas que le impidieron ir a la Plaza de la Constitución o calculadamente ausente para evitar eventuales contratiempos entre la briosa concurrencia.

La relatoría descansó, en lo general, en los logros de los que el tabasqueño ha dado detallada cuenta cotidiana en sus conferencias de prensa, además de anuncios novedosos en cuanto a mayores apoyos económicos asistenciales y el acuerdo tripartita para elevar notablemente el salario mínimo en los planos fronterizo y nacional.

Conforme avanza el reloj político sexenal se van produciendo actos de la delincuencia organizada que no solo son más osados sino, sobre todo, provocadores y socialmente más preocupantes, por encima de los niveles de violencia a los que, por desgracia, autoridades, sociedad y medios parecen irse acostumbrando.

En la madrugada de este miércoles un comando armado liberó a nueve presos de un penal de Tula, Hidalgo; entre ellos, según la información preliminar, el jefe de una banda conocida como Pueblos Unidos, en una zona de amplia actividad de robo de combustible (el llamado huachicol), narcomenudeo y delitos conexos. La operación implicó el uso de autos-bomba y el ingreso directo al centro penitenciario, según los reportes iniciales.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ha determinado (siendo la última instancia decisoria) los términos en que habrá de desarrollarse y vigilarse el levantamiento de firmas de apoyo al ejercicio de revocación de mandato presidencial y otros puntos relacionados con tal hecho que, en caso de conseguirse el número suficiente de firmas y que están sean validadas, se realizaría el 10 de abril del año próximo. La redacción de la pregunta deberá ser precisada por la Corte, en función de su constitucionalidad.

Llama la atención que el tribunal electoral impusiera, conforma sus obligaciones legales, según se señaló, la revisión aleatoria de la recolección domiciliaria de firmas, a efecto de evitar que haya irregularidades. Se haría de una forma muestral, casa por casa, para verificar que la mencionada firma fue expresada de manera libre y consciente. También se ordenó al Instituto Nacional Electoral que verifique si Morena usó fondos públicos para promover tal ejercicio, en la versión de “ratificación”. ¡Hasta mañana!

tabascohoy.com 

Continuar leyendo

#AVueloDePájaro

1 de dic. fecha emblemática: 34 años de @TabascoHOY de @grupocanton y 3 del gobierno histórico de @lopezobrador_ . Gran festejo de líderes chocos macaneando de jonrón por los 400. Tabasco brilla. Y deslumbra…¡y lo que falta! ¡No, puej!.¡Felicidades!

Tendencia