Conecta con nosotros

Bajo la Lupa

Emprendedores y las trabas burocráticas

Publicada

en

11927 Visitas
  • Carencia de Políticas públicas en simplificación administrativa.

  • Cierre de 10 mil negocios en Tabasco.

Ana y sus pasteles Cuando Ana decidió emprender el negocio de la venta de pasteles en una plaza comercial para salir de la informalidad, comenzó un martirio de trabas burocráticas para echar a andar su negocio; inició con los trámites administrativos y fiscales: alta ante el SAT, IMSS, Finanzas del Estado, en materia de salud: permiso ante la COFEPRIS y por último la licencia de funcionamiento ante el ayuntamiento de Centro.

Un verdadero calvario, pues les pedían los planos de sus instalaciones firmado por un arquitecto autorizado D.R.O acompañado del visto bueno de protección civil. Con tanta burocracia, Ana se veía decepcionada cada día. Había tomado un curso de cómo ser “un emprendedor”, en el que con solo tener un proyecto con vocación podría salir adelante como empresaria y que no se requería llevar contabilidad, que los impuestos se pagaban automáticamente, ¡Vil mentira! Con ayuda profesional, Ana logró instalar y emprender su negocio.

Así como Ana, los emprendedores se enfrentan con trámites burocráticos complejos al querer iniciar algún negocio, muchas dependencias estatales y municipales en lugar de coadyuvar a los empresarios, les ponen el pie, exigiendo el cumplimiento de un sinnúmero de requisitos tardados y costosos para la apertura. Los tres tipos de gobierno tienen que entender que, para reactivar la economía, la creación de empleos y con ello, mayor recaudación de impuestos, tienen que dar facilidades a los inversionistas que son los que apuestan su capital de trabajo.

Ante el caos de la pandemia, falta una política de gobierno en materia de simplificación administrativa, ya que se han cerrado 1 millón 583 mil negocios a nivel nacional desde que apareció el Covid-19, según datos del INEGI y aquí en Tabasco más de 10 mil de acuerdo con la COPARMEX.

IAP formando Maestros para mejorar la administración

El mes pasado el Instituto de Administración Pública de Tabasco IAP volvió a vestirse de gala al entregar 188 constancias que acreditan a los nuevos Maestros en Administración y Políticas Públicas y en Auditoria a Gobierno. Un semillero de conocimientos y talentos como nunca. El 95% de los egresados pertenecen al sector público y el 5% al sector privado. Se espera florezcan nuevas políticas públicas, de cómo mejorar la administración en sus centros de trabajo con visión de corregir los malos hábitos para lograr una administración moderna y vanguardista apegado a la corriente y principios de la Nueva Administración Pública.

tabascohoy.com

Bajo la Lupa

El pasivo de las pensiones en Tabasco

Publicada

en

8212 Visitas
  • Deuda de 50,240 mdp equivalente al Presupuesto de Ingresos 2020
  • 13, 277 pensionados en riesgo

 

El sistema de pensiones en México es variado y complejo. Dependiendo si el trabajador pertenece al gobierno federal, estatal, municipal, de la iniciativa privada incluso si es de alguna universidad; su cotización, aportación y contribución del gobierno será variable y diferente en relación con el monto a percibir. Es tan complejo y creciente el gasto de las pensiones en México, que el gobierno federal destina el 5% de su producto interno bruto para atenderlo.

En Tabasco existe un grave problema para atender las pensiones y jubilaciones. De acuerdo con el dictamen de la deuda pública del estado, realizada por la calificadora internacional Moody’s en noviembre de 2021, dentro del universo de pasivos, destaca por su relevancia, las pensiones por pagar que, a Julio 2019 era de 50,240 millones de pesos; lo que representaba el 94% de los ingresos totales del año 2020. “Las reservas para hacer frente a este compromiso se han agotado”, fue una de las observaciones del organismo internacional, considerando que puede haber un riesgo a futuro de no cumplir con esta obligación; aun cuando el estado haya puesto en marcha un fondo de reserva por 800 millones equivalente al 2% del gran total del pasivo.

A mayo de 2021, el Instituto de seguridad Social del Estado de Tabasco (ISSET) atendía a 78 mil empleados, con prestaciones y servicios médicos y a 13, 277 pensionados que provienen de las administraciones estatales, municipales y órganos autónomos. Los montos mensuales por concepto de pensión oscilan entre 5,800 y 90 mil pesos, aunque la ley contempla hasta 184 mil pesos. En el rublo de pensionados y jubilados existen personas de 55 años (relativamente jóvenes) en etapa productiva, la mayoría del sector educativo y desde luego del sector salud; quienes ya no quieren dar golpe. También están las personas de 65 años y más que reciben además la pensión universal del programa federal de adultos mayores, es decir, doble pensión.

Para el año 2024, el número de pensionados y jubilados incrementará entre un 20% a 30% y, esperan recibir mes a mes el fruto de sus servicios prestados al estado; por tanto, el gobierno debería poner atención en las finanzas públicas y analizar nuevas políticas antes que el pago de las pensiones obligatorias estrangule el presupuesto del estado. A tiempo.

Fuentes: Tabasco/ Moody´s y HR-Ratings 2021 /Ley de Seguridad social del Estado de Tabasco

Continuar leyendo

Bajo la Lupa

Semáforo amarillo y la educación en retroceso

Publicada

en

11997 Visitas

Deserción de 5.2 millones de estudiantes

Una de las afectaciones a nivel mundial por el covid-19 ha sido el retroceso en la educación. por supuesto, una de las prioridades del gobierno de México y Tabasco, es preservar la salud y garantizar la educación; por ello, es importante buscar nuevas y mejores estrategias de enseñanza y, de igual manera brindar y facilitar los medios para obtener la educación a distancia para evitar la deserción escolar. Si las instituciones públicas poseen el 90% de alumnos, ahí es donde reside establecer nuevas estrategias para lograr retenerlos. Esta pandemia vino a retrasar los pequeños avances que se traían en México en materia de educación en todos los niveles y Tabasco no es la excepción. A muchas instituciones y secretarias educativas que no lograban despegar, esta pandemia les vino como anillo al dedo, ejemplo de ello, la SETAB; para la cual, el “ya merito” se volvió casi un lema que, desde inicios del confinamiento en marzo del 2020, continúa justificado.

De acuerdo con datos del INEGI, en México 5.2 millones de mexicanos en edades de los 3 a 29 años, ya no se inscribieron para la continuidad de sus estudios en el periodo 2020-2021; comprendiendo todos los niveles escolares, desde preescolar hasta educación superior. Falta ver los datos del periodo 2021-2022. Si asumimos que la educación va en retroceso, teniendo como causa principal el Covid-19, algunos factores que inciden en la deserción escolar son los siguientes: el 26.6% alega que las clases a distancia no son funcionales al no tener de cerca a sus maestros, el 25.3% expresó que sus tutores o ellos mismos perdieron sus empleos y el 21.9% mencionó que no tienen equipos para llevar a cabo sus clases en línea, como computadoras, tabletas o teléfonos, además de no contar en unos casos con servicio de internet y en otros carecer por completo de este.

EL GASTO ADICIONAL

Las clases en línea implican gastos adicionales. De acuerdo datos del mismo estudio del INEGI realizado en las viviendas con población de 3 a 29 años, indicaron que tuvieron que adquirir algún teléfono inteligente, contratar servicios de internet y desde luego mobiliario especial (sillas, escritorios o mesas de trabajo) para tomar las clases. Generando gastos no contemplados a las familias, quienes día con día batallan para conseguir la canasta básica y ahora también para recibir educación. Algo se tiene que hacer, ciudadanía y Gobierno.

tabascohoy.com

 

Continuar leyendo

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia