Connect with us

Hola, que estas buscando?

El trió de ladrones querían quitarle la camioneta.

Seguridad

Embiste a trío de asaltantes

En plena avenida metropolitana, un repartidor atropella a tres hombres. Uno quedó bajo el chasís con su arma de fuego. Están graves.

GUADALAJARA, Jalisco.- Parece un día cualquiera en la colonia Atlas. Los autos no dejan de pasar sobre la avenida González Gallo esquina Salvador López Chávez.

Apenas avanza una patrulla seguida por una motoneta y una estaquitas en el doble carril de la derecha, cuando los tres jóvenes que van sobre la banqueta voltean a ver el flujo vehicular para cerciorarse que ya no hay autos retrasados y cruzan raudos y veloces por la avenida a paso rápido.

Se diría que son tres jóvenes que vienen satisfechos de hacer ejercicio, por las ropas que llevan. Los tres traen tenis, y dos llevan pants y playeras deportivas. Sólo el tercero trae enfundada una sudadera y en las espaldas porta una mochila.

Como no viene en el carril de contraflujo ningún autobús de las rutas urbanas que circundan la cuidad, no se detienen en el corto camellón que hay en la avenida para peatones.

Cruzan felices y seguros, como si lo que hubieran hecho hace un rato les hubiera dado la confianza para caminar seguros.

No vienen de jugar futbol, tampoco de salir de alguna de las tantas fábricas que pululan por la metrópoli dando empleo a muchos jóvenes. El tercero, el de la sudadera y mochila a la espalda, revelará segundos más tarde, cuando sean embestidos por una camioneta Nissán con caja cerrada, que se dedican al robo y asalto con armas de fuego. Ese día sería su último golpe.

Momento en que el conductor embiste a los delincuentes. 

LE QUITARON EL CELULAR

«¿Te quisieron robar?», pregunta un curioso que se acerca al lugar de los hechos, segundos después de que los tres jóvenes son embestidos por la camioneta Nissán y yacen tirados debajo del chasís y sobre el suelo de la banqueta.

«Sí, unas cuadras atrás», dice el joven chofer que ese 19 de marzo le tocó andar por aquí en la ruta de repartición.

«Él trae mi celular. No se lo quiero sacar, pero el trae mi celular», señala delante de la defensa de la unidad, al cuerpo de uno de los supuestos delincuentes cuya camisa blanca quedó empapada de sangre, inmóvil.

Cerca de la llanta trasera, debajo de la carrocería, yace el joven de la sudadera, y a su costado, el arma de fuego con la que minutos atrás quiso bajar de la unidad al chofer; como no lo consiguió, él y sus compinches despojaron del celular a su víctima, antes de que éste escapara en reversa.

LA CAMIONETA LOS EMBISTIÓ

De acuerdo al testimonio del repartidor, los tres hombres intentaron quitarle la unidad, pero él logró meterse a la camioneta y resistir el asalto. No obstante, durante la refriega, el hombre armado le arrebató el celular.

Apenas se repuso del susto, el hombre aseguró que comenzó a seguirlos discretamente con el fin de pedir auxilio a alguna patrulla, pero que al verse descubiertos los cacos, uno de ellos sacó su arma y antes que la accionara mejor él tuvo que arrollarlos.

Peritos de la Secretaría de Seguridad Pública permitieron que los tres atropellados fueran llevados al hospital donde aún siguen graves antes de tomarles la declaración ministerial y determinar su situación jurídica.

En las cámaras de seguridad de una empresa cercana al lugar de los hechos, se ve como la camioneta embiste directamente a los tres posibles asaltantes.  El conductor seguramente, cegado por la ira, tomó revancha.

Te puede interesar

Advertisement