Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

El virus del egoismo

Es profundamente lamentable que nuestro pueblo tabasque­ño destaque, a nivel nacional en los contagios del covid-19 y en el número de decesos, y no preci­samente por causas meramen­te naturales, sino, sobre todo, por el comportamiento de no­sotros. De por si la pandemia, a nivel mundial, ha puesto al des­cubierto la fragilidad de los se­res humanos y de sus obras, pero también a nosotros nos pone al desnudo en nuestro nivel de educación comunitaria. Resul­ta interesante analizar el porqué nosotros, la gente de Tabasco he­mos perdido Ia cohesión y nues­tro sentido de comunidad.

Hace algunos dias el Papa Francisco mencionaba otro vi­rus muy letal que ataca a Ios se­res humanos, es el egoismo, que no permite darnos cuenta que con nosotros viajan otros her­manos, que la acción de uno re­percute necesariamente en los demas. Este virus del egoismo es expresión del pecado, de ese rompimiento de la armonia y la intimidad con el Creador. En el libro del Génesis (4.3-9) se relata el drama de Cain que mira a Abel no como su hermano, sino como un rival, lo mata y cuando Dios le pregunta: ¿donde esta tu her­mano?, él Ie responde: yo no soy el guardian de mi hermano.

Para la sociedad en que vivi­mos, el individualismo es Ia for­ma de pensar y de vivir: “estando bien yo, no me importan los de mas”. Este individualismo egois­ta forma actitudes cerradas en muchas personas y se convier­te en enemigo de la hermandad, de la solidaridad, de la compa­sión y la misericordia; nos hace perder el sentido de comunidad y de pueblo porque se buscan los intereses personales y se nos ol­vida que somos hermanos, que somos familia, que hemos naci­do en un mismo suelo.

Los pueblos originarios de Tabasco, Chontales y Choles, han poseido en su cultura an­cestral el sentido de pueblo y de cohesión comunitaria. Desafor­tunadamente el advenimiento de la nueva cultura, nos ha hecho perder nuestros valores. Gracias a Dios aún podemos encontrar valores heredados de nuestros ancestros y que es importan­te rescatar, que son capaces de servir a los demas desinteresa­damente, de ser solidarios en las situaciones dificiles y en las cau­sas justas.

Te puede interesar

Advertisement