web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

La intención es beneficiar hasta los más necesitados.

Tecnología

El Tec de Monterrey desarrolla pruebas de COVID-19 para comunidades rurales

El doctor señaló que a diferencia de la prueba PCR, este test está arrojando resultados en alrededor de 40 o 50 minutos, dependiendo de la concentración que se esté empleando de los segmentos sintéticos virales que utilizamos.

El Tecnológico de Monterrey, campus Guadalajara, se encuentra desarrollando una prueba molecular de detección rápida de coronavirus, financiada por el gobierno de Jalisco para las comunidades rurales que carecen de infraestructura médica.

De acuerdo con el profesor, Diego Navarro López, con doctorado en Ciencia y Tecnología que lidera el proyecto, explicó que la toma de la muestra será por medio de un exudado nasofaríngeo, pero el proceso es más acelerado al incorporar nanopartículas de metal a las reacciones, una sustancia líquida que cambia de naranja a amarillo cuando la persona da positivo a covid-19, es decir, la prueba es de fácil interpretación porque es colorimétrica.

“Lo que hacemos es iniciar con un color y conforme lleva la progresión de la reacción, sí tenemos el material genético viral, la reacción te cambia de color, eso es muy observable, de fácil interpretación”, comentó.

En entrevista con MILENIO, señaló que a diferencia de la prueba PCR, este test está arrojando resultados en alrededor de 40 o 50 minutos, dependiendo de la concentración que se esté empleando de los segmentos sintéticos virales que utilizamos.

El doctor en Ciencia y Tecnología agregó que el proyecto está enfocado “hacia las zonas un poco más desprotegidas, que no tienen bien las instalaciones y que tampoco tienen el personal altamente capacitado”.

El equipo multidisciplinario está integrado por seis expertos en el área molecular, nanotecnología y química que obtuvieron un financiamiento de 495 mil pesos para el desarrollo de su agente de diagnóstico rápido, a través de la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología (SICyT) y el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología de Jalisco (COECYTJAL). Por medio de un convenio con la Universidad de Guadalajara, lo probarán en 60 pacientes para concluir la estandarización de la prueba.

Advertisement. Scroll to continue reading.

“Tenemos colaboración con la UDG, que ellos sí tienen un laboratorio especializado en donde reciben pacientes y procesan muestras. En esta semana, terminando ya las pruebas finales, mandaríamos el kit tal cual para que ellos lo prueben ya en pacientes”, agregó Navarro López.

Para la producción en masa, prevén firmar un acuerdo con una farmacéutica que permita fabricar 96 reacciones en una hora y reducir el costo de las pruebas en un 50 por ciento, respecto a las moleculares de reacción en cadena de la polimerasa.

Diego Navarro destacó que trabajar en el desarrollo de la prueba ha sido un reto. “Los experimentos tienen su estado de ánimo, entonces ha sido un reto interesante, mis compañeros de trabajo son muy buenos y entre todos hemos sacado las cosas adelante”, indicó.

Con información de Milenio.

Te puede interesar