Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

El Tabasqueño

HÉCTOR TAPIA

GRUPO CANTÓN

 

ADÁN, ¿EL GRAN ELECTOR?

 

  • Cercanía con el mandatario pesó más que militancia
  • Morena no le apuesta a gallos; se cuelga de AMLO

 

El lunes 11 de abril, desde la caja de re­sonancia que es el Congreso Local, una nerviosa diputada llamada Ena Margarita Bolio Ibarra presentó un punto de acuerdo perfectamente redactado (según pude leer), aunque su desasosiego y el tropiezo de su retórica evidenció que no fue escrito por ella.

El documento me parece valioso, pues en la exposi­ción de motivos, la valiente legisladora hace un repaso de cómo las democracias en el mundo, en México y, particularmente, en Tabasco han evolucionado como una reacción ante al abuso de poder de regímenes autoritarios, que buscan coartar derechos y libertades.

La militante de Morena expone con claridad la diferencia entre Andrés Manuel López Obrador, que al llegar a la Presidencia renuncia a ser el «primer militante» de Morena —rompiendo la viciada práctica de otros mandatarios—, y el gober­nador Adán Augusto López Hernández, a quien señala de influir en las decisiones de Morena.

Bolio Ibarra es una legisladora confrontada con el gobierno de Adán y pertenece al grupo de «Chelalo» Beltrán, presidente del Consejo Político de Morena en Tabasco, pero sus palabras crearon empatía en de­cenas de militantes del Movimiento de Regeneración Nacional que se sintieron desplazados en todo el esta­do por el hermético proceso de selección de candida­tos que realizó ese partido, muy distinto al del PRD e, incluso, al del PRI, que celebró asambleas.

El mensaje obliga a revisar bajo qué condiciones se dirimió el proceso interno del partido que prometió acabar con el «dedazo» que tanto daño le hace a la democracia. Para ello ponderamos tres circunstancias:

Primero: se puede argumentar que el Presidente Andrés Manuel López Obrador no participó su­giriendo o eligiendo personalmente a ninguno de los 17 candidatos a alcaldes, pues al revisar los nombres no se ve en alguno de ellos conexión directa con él.

Segundo: viendo los perfiles podemos concluir que 16 de estos candidatos fueron escogidos directamente por el gobernador Adán Augusto López Hernández, quien únicamente dejó que el secretario de Bienestar, Javier May, definiera en Comalcalco al candidato.

Y tercero: no predomina el «morenismo» en los criterios bajo los cuales fueron seleccionados los aspirantes, sino la cercanía de éstos con el manda­tario estatal, como observaremos a continuación:

  • BALANCÁN: Luisa del Carmen Cámara Cabra­les, fue la ex coordinadora territorial en la zona de Los Ríos, de la Secretaría de Bienestar.
  • CÁRDENAS: María Esther Zapata Zapata, actual diputada de la LXIII Legislatura. Todos los legisladores de Morena por ese municipio se anotaron para la candidatura, pero la escogida es una mujer de gran confianza del gobernador porque ha sido leal.
  • CENTRO: Yolanda Osuna Huerta, amiga de Silvia López Hernández y de Humberto Mayans Canabal; tiene amistad cercana con la familia del gobernador.
  • CENTLA: Lluvia Salas López, ex regidora del trienio priísta de Gabriela López San Lucas; es hermana de José Ángel «Chino» Vasconcelos, ex funcionario municipal y actual delegado del Infonavit en Tabasco.
  • COMALCALCO: Gregorio Efraín Espadas Mén­dez. Esta es una posición de Javier May Rodríguez y fue la única en la que no intervino el gobernador.
  • CUNDUACÁN: Óscar Enrique Ramos Méndez, ex secretario del ayuntamiento de Cunduacán y ex militante del PRD.
  • EMILIANO ZAPATA: José Bernat Rodríguez, empresario local. Su papá, José Bernat, renunció el 11 de abril a la candidatura a la alcaldía por el PAN para sumarse al hijo que contiende ahora por Morena.
  • HUIMANGUILLO: Oscar Ferrer Ábalos, quien fue fichado por Adán en el 2018, pues trabajaba en la cam­paña de Gerardo Gaudiano y terminó sumándose a la de Morena, por lo que se le considera un pago de cuota.
  • JALAPA: Fernando Emilio Priego Zurita, médico general del Hospital de Teapa, hijo del ex presidente municipal, Emilio Priego Deyá [1992–1994].
  • JALPA: Nuris López Sánchez, hermana de Renán López, ex alcalde durante el gobierno de Granier.
  • JONUTA: Erick Garrido Argáez, es impulsado por Raúl Ojeda Zubieta y todo el grupo de ganaderos de la región; es una posición que entregó Morena.
  • MACUSPANA: Julio Ernesto Gutiérrez Boca­negra, ex funcionario nuñista, al que le cumplieron la candidatura porque apoyó a Morena en 2018.
  • NACAJUCA: Sheila Darlin Álvarez Hernández, hija de Silbestre Álvarez Ramón, actual vicefiscal de Derechos Humanos y Asistencia Integral a Víctimas de la Fiscalía General del Estado.
  • PARAÍSO: Beatriz Milland Pérez, que desde que fue coordinadora de la bancada trae la protección del Palacio de Gobierno; su candidatura fue ampliamente anunciada.
  • TACOTALPA: Adela Méndez Martínez, quien es esposa de José Alberto Pinzón Herrera, integrante del Sistema Estatal Anticorrupción. [Plop!]
  • TEAPA: Alma Rosa Espadas Hernández, diputada local de la LXIII Legislatura por Morena, quien ha sido totalmente institucional y leal al Ejecutivo.
  • TENOSIQUE: Jorge Suárez Moreno, hijo del actual secretario de Desarrollo Agropecuario, Jorge Suárez Vela.

                         …

En un extraordinario artículo publicado por Juan Villoro [Reforma, Núm. 9,966] rememora un diálogo entre Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llo­sa en la Universidad de San Marcos, en Lima, donde el peruano le pregunta a su colega si la literatura fan­tástica de Borges expresaba la irrealidad de América Latina. La respuesta, dice el escritor, contenía una lección política: en nuestras sociedades la irrealidad define el acontecer; tiene una condición «real».

La realidad como fachada de lo irreal, la simulación de lo institucional para esconder la sustantividad de nuestros actos. ¡Esto mismo sucedió en Morena a la hora de seleccionar candidatos! ¿Qué criterios se siguieron para hacer las nominaciones? ¿Fueron las encuestas o negociaciones internas?

Los candidatos no fueron puestos por AMLO, quien, incluso, es muy probable que no conozca a la mayo­ría. Es decir, el Presidente no metió las manos en la nominación. Entonces, ¿cuál fue el perfil general de los postulantes de Morena a las presidencias municipales?

¿Fue Adán o la presidencia estatal de Morena quien los eligió? Dicen que Macondo se repite en cada pueblo tropical de Latinoamérica y que como en Cien años de Soledad, México — Tabasco incluido— es un laberinto de espejos donde las apariencias se confunden con las certe­zas y entre ese barullo asoma el dedo del gran elector.

                         …

Dicen los que piensan que Morena no le apostará al crecimiento ni a la consolidación del partido, tampoco al proyecto «andrésmanuelista» para la próxima elec­ción, que con sólo ver la postulación de Yolanda Osuna Huerta y otras, se aprecia que la apuesta es usufructuar el bono democrático del tabasqueño Presidente.

Jugarán a ganar con el voto pro-AMLO y no con el sufragio que aporte cada uno de los nominados, es de­cir, todos se irán colgados a su efecto electoral. Triste­mente aquel refrán que tanto repitió López Obrador de «si el PRI pone una vaca, la hace ganar», hoy se hace realidad en Morena. Adán Augusto y sus operadores político [Pepe Toño ] y electoral [Juan Molina] están jugando al voto AMLO; el candidato es lo de menos.

Debido a que Centro es una posición simbólica, pero a la vez estratégica, es natural que Adán Augusto pretenda ser también el presidente municipal, por imagen y por gobernabilidad, para que no le ocurra como a Granier con Evaristo [2007-2009]. Pero hay quienes consideran que al gobernador se le pasó la mano con Yolanda, una persona sin perfil político y que solo será usada como subordinada.

La decisión parece ser similar al papel que Betty Milland jugó cuando encabezó la presidencia del Congreso: nula porque fue manejada a control remoto desde el palacio de Gobierno. Pero en el caso del de Centro, la decisión podría ser un error y ocasionarle un desgaste innecesario, pues los problemas que se le presenten a la alcaldía le repercutirán de manera directa a él. Esperemos que no.

 

«Algunos hombres

cambian de partido por

el bien de sus principios;

otros cambian de principios

por el bien de sus partidos»

(WINSTON CHURCHILL)

 

 

TWITTER: @HECTORTAPIA_

@ELTABASQUENOMX

Comentarios: [email protected]

Te puede interesar

Advertisement