Connect with us

Hola, que estas buscando?

Columnistas

El Tabasqueño

PANDEMIA, INUNDACIÓN ¡Y ELECCIONES!

 

  • En la intermedia será Adán y no AMLO el centro de la votación
  • Nuevas reglas en 2021: menos dinero a partidos y más fiscalización

 

Justo cuando las aguas han bajado y los daños son reparados; cuando la pan­demia parecía estar bajo control y a la espera de las vacunas, un nuevo tempo­ral se ve en el horizonte del gobernador Adán Augusto López Hernández.

Ya no se trata de sortear fenóme­nos naturales o biológicos, sino de vigilar y conducir las elecciones intermedias del 6 de junio próximo, en las que será el Gobernador y no el Presidente, el centro de la votación. Hay quienes juzgan estos resultados futuros como un referéndum al gobierno en turno, un termóme­tro de mayor o menor rechazo al capitán de este barco llamado «Tabasco».

Pero más allá de si los próximos comicios son un voto a favor o en contra de la tripulación de la nave a Adán Au­gusto, el capitán valora en estos momentos qué se juegan él y su gobierno en este proceso electoral, qué costos polí­ticos futuros podrían significar una derrota de Morena en la tierra del Presidente de México.

El conductor de este «cayucón» mide, además del prestigio presidencial, que una derrota en 2021 podría costar hasta la gubernatura del 2024; porque las alcaldías en manos de la oposición se convierten en recursos financiables de campañas y las estructuras electorales se refugian en las nóminas municipales. Hay que recordar que en Tabasco los procesos electorales se mueven con una burocracia activista, y todo eso puede pesar.

La historia recuerda cómo Madrazo, después de llegar en 1994 en medio de una elección desastrosa, se metió a fondo para 1997 en el proceso electoral e hizo que el PRI obtuviera «carro completo», asegurando un cierre de sexenio cómodo, aunque el imponer a Andrade le trajo una elección anulada y repuesta.

La primera intermedia desastrosa que más se recuerda fue la del 2003, siendo gobernador Manuel Andrade Díaz, quien perdió la mayoría del Congreso Local y 11 ayuntamientos, esto ayudó al PRD a crecer y refaccionarse electoralmente, por eso los comicios de octubre de 2006 se convirtieron en una batalla campal donde policías municipales de la oposición combatieron a balazos contra los estatales, tratando de neutralizar los operativos de mapaches de ambos bandos.

El «Químico» aunque obtuvo 10 municipios para el PRI, le ganó el PRD cinco alcaldías [Paraíso, Cunduacán, Jonuta, Jalapa y Tenosique] y el PAN se quedó con dos. Al final de su gobierno salió prácticamente huyendo, luego de provocar una división terrible al interior del tricolor, intentando imponer candidato al gobierno. Fue arrasado por el «efecto AMLO».

En el caso de Arturo Núñez, quien siempre se creyó un «demócrata» [llegó por el dedo e impulso de Obra­dor a la gubernatura] permitió en 2015 un equilibrio de fuerzas donde él mismo impulsó candidatos a alcaldes en diferentes partidos, lo que permitió que el PRD obtuviera nueve municipios, el PRI cuatro, el PVEM dos, uno a Morena y uno más al PAN. Al final de su gobierno dobló las manos y entregó la plaza a Morena, debido al desorden financiero con que cerró. Salió huyendo —igual que Granier— del estado.

Dicen los marinos y pescadores que un buen patrón sabe que una tempestad se resiste batiendo cada ola, que salvada una, todo el esfuerzo se dirige a franquear la que sigue y así hasta que al final el peligro se aleja, el combate termina y la embarcación «Tabasco» continúa su curso hacia el 2024 donde se esperaría buen puerto. ¿Podrá Adán resistir esta nueva borrasca que se avecina? Enfrente no se ven buenos marinos, igual todo acaba en un lindo paseo por un mar en calma.

                    .  .  .

En estos momentos de incertidumbre en los partidos, donde los aspirantes a cargos de elección popular salen hasta de abajo de las piedras y aún no está muy claro el panorama para elegirlos, conviene poner en contexto esta nueva elección.

  1. NUEVAS REGLAS

Los próximos cabildos estarán integrados por cinco regi­dores: un Presidente Municipal, un Síndico de Hacienda, un Regidor de Mayoría Relativa y dos regidores electos según el principio de representación proporcional. Esta regla fue aprobada en 2019 a propuesta del gobernador con la finalidad de ahorrar recursos. Actualmente hay ayunta­mientos que erogan mensualmente hasta 13 millones 490 mil pesos mensuales con un cabildo de hasta 14 regidores. Es importante agregar que Tabasco, como laboratorio de la 4T, es de los pocos estados donde se han aprobado estas re­formas que impulsa el propio Presidente de la República.

  1. EQUIDAD DE GÉNERO

A fin de evitar la simulación de la paridad que permitía el uso de las famosas «adelitas», en Tabasco se hicieron ajustes en materia electoral que obligan a los partidos políticos que las suplencias sean del mismo género que la propietaria, cuando son regidurías municipales o candi­daturas a diputaciones locales. Se reglamentó sancionar la violencia política de género. Hay dos castigos a alcaldes de Centro y Cunduacán por insultos y acoso político.

  1. FALLAN REELECCIONES

A pesar de ser una figura relativamente nueva, son pocas las experiencias en las que presidentes municipales y diputados han intentado buscar la reelección. Quizás la más conocida es la de Rafael Acosta León, en Cárdenas, que no la vio pasar con el candidato de Morena. Entre los que ahora están en funciones, solo Tito Filigrana ha alzado la mano para reelegirse en Jonuta. Un caso excepcional es el de Patricia Hernández Calderón que en la legislatura pasada llegó al Congreso local bajo las siglas del PRI y en la actual entró mediante arreglos, dejando afuera a su comadre para asumir ella como diputada del PRD.

  1. FECHAS CLAVES

Formalmente el proceso electoral local 2020-2021 arrancó el 4 de octubre pasado. Los partidos interesados en presentarse a las urnas en alianza tenían hasta el 2 de enero para hacerlo, como se sabe la coalición propuesta entre el PRI-PAN-PRD no cuajó y el PRI logró una pequeña unión con el PAN. Los partidos polí­ticos tenían hasta el 30 de diciembre para el registro de sus pre­candidatos y los elegidos tendrán hasta el 31 de enero para hacer precampaña interna. El 10 de marzo el IEPCT publicará las candidaturas independientes que hayan sido aprobadas con los apoyos ciudadanos (firmas). Los partidos políticos tendrán hasta el 15 de abril para registrar a los candidatos triunfadores de sus precampañas internas. Por su parte, del 19 de abril al 6 de junio se suspenderá todo tipo de propaganda guber­namental. Al mismo tiempo se inician las campañas electora­les, que van del 19 de abril al 2 de junio de este año. El gran día es el 6 de junio, cuando se realizará la jornada electoral.

  1. FISCALIZACIÓN DE RECURSOS

La verificación de los recursos ejercidos por los partidos está a cargo del INE, quien por estas fechas debe abrir secciones informativas dentro de su sitio web donde dará a conocer los recursos ejercidos por los diferentes candidatos en el proceso electoral. Con la Reforma Electoral de 2014 el INE asume la función de dictaminar y resolver lo relativo a la revisión de informes de gastos de los partidos políticos en todo el país.

  1. 10 PARTIDOS EN CONTIENDA

En este proceso electoral diez partidos políticos serán los que tengan la posibilidad de presentar candidatos a los diferentes puestos de elección local. Los ya conocidos: 1. PAN; 2. PRI; 3. PRD; 4. PT; 5. PVEM; 6. Movimiento Ciudadano; 7. Morena; que compartirán la boleta electoral con los nuevos institutos políticos: 8. Partido Encuentro Solidario; 9. Partido Redes Sociales Progresistas y 10. Partido Fuerza Social por México.

  1. ABSTENCIONISMO Y COVID

Ya se tiene una experiencia de jornada electoral en medio del Covid-19, ocurrió el año pasado en Coahuila e Hidalgo. El INE ya ha publicado protocolos de actuación para mantener las recomendaciones sanitarias de los asistentes a las urnas el día de la votación. También hay que recordar que este año se tiene prevista la aplicación escalonada de la vacuna anti Covid-19, por lo que considero que el promedio de electores que participa en una elección intermedia —que es de 600 mil votantes— variará poco de esa cantidad, aunque sí alejada del millón 200 mil ciudadanos que participaron en la elección de alcaldes y diputados locales en 2018.

                    .  .  .

Sueño con ver que en vez de campañas huecas, donde el dinero y los apoyos sean los que definan el voto, haya ideas y propuestas concretas para sacar a zonas muy determinadas de la inacción productiva mediante proyectos inteligentes e incluyentes. También esperaría que los propios electores no esperen sólo dádivas de sus candidatos y se comprenda que la participación ciudada­na no termina en la urna, ahí empieza.

 

«Los malos gobernantes

son elegidos por los buenos

ciudadanos que no votan»

GEORGE JEAN NATHAN

 

 

 

TWITTER: @HECTORTAPIA_

@ELTABASQUENOMX

Comentarios: [email protected]

Te puede interesar

Advertisement