Conecta con nosotros
215 vistas -

El Tabasqueño

El Tabasco posible de Merino

Publicada

en

  • Obligados a encontrar un modelo de desarrollo local auténtico
  • Madera, agricultura, acuacultura y ganadería… ¿el futuro?

 

En 11 días el gobernador de Tabasco, Carlos Manuel Merino Campos estará ajustando su primer año al frente del Poder Ejecutivo estatal, casi cuatro del ejercicio gubernamental que iniciara el ahora secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández. Lo que significa que el capitán cuenta con un gobierno estable y un mediano plazo que para desplegar estrategias que sienten las bases para un desarrollo sostenible para el estado.

Me parece que el capitán Merino tiene grandes condiciones —integridad, profundidad, templanza— para asumir ese reto. Cuando la semana pasada escribí «el fantasma del desánimo que recorre Tabasco», lo hice recogiendo opiniones, comentarios y críticas, todas por separado e involuntarias, que me sonaron en su conjunto como tímidos reclamos públicos, pues por doquier vemos gente muy diversa tirando leña al fuego de la confrontación, ante la difícil situación económica, que como todas las calamidades, nunca vienen solas y que se han alimentado de la pandemia, la guerra en Ucrania y la inflación mundial.

Tampoco se puede ignorar que a medida que disminuyen los empleos en la Refinería Olmeca en Dos Boca, Tabasco vuelve a recuperar el triste primer lugar nacional en la tasa de desocupación, al registrar 5.7 por ciento, lo que significa un aumento de casi un punto porcentual de lo reportado por el INEGI en el periodo anterior.

Estos números nos deben dejar en claro que Tabasco no puede atenerse únicamente a las inversiones del gobierno federal, un líder —como es un mandatario— debe formarse una visión clara de hacia dónde va el estado que gobierna, para ello tendría que analizar cuál es la vocación productiva de Tabasco de acuerdo a los nuevos mercados y potencialidades a los que habrá que orientar la política pública y la organización social de los tabasqueños.

El Capitán está a tiempo de rectificar las políticas concentradas en la inversión de empresas petroleras e impulsar políticas que dinamicen los sectores productivos locales, que se abran nuevas vías para el desarrollo y eviten el estancamiento, diversificando su economía y redoblando la apuesta por ejemplo al modelo de negocio de la madera —como la planta procesadora de tableros de MDF en Huimanguillo— o la palma de aceite en la región de Los Ríos, donde se abre todo un proceso de industrialización de productos.

En 2011 el sector primario representaba únicamente 1.7 por ciento y el secundario (quitando el petróleo) era de 63.5 por ciento, representado en su mayoría por Pymes y el terciario acumulaba 34.9 por ciento, lo que muestra que la agricultura se encuentra con una producción mínima y que es el sector servicios en el que recae principalmente la dinámica de la economía.

Otro segmento completamente desperdiciado que debe recibir inversión para aprovecharse es el gran afluente de agua que tiene el estado, porque teniendo tanto líquido vital, es importante que se instalen dos sistemas de riego uno en la región de La Chontalpa y otro en Los Ríos, esto ayudará a que más empresas decidan entrar en la industrialización del campo para retomar las grandes hectáreas de producción agrícola.

El estado tiene años destinando únicamente 2.4 por ciento de su presupuesto a las actividades productivas y eso impide el crecimiento de todos estos proyectos, el estado tiene que buscar que su modelo de desarrollo económico sea agrícola, maderero, ganadero, acuícola (sembrando peces), el estado debe enfocarse a convertir al estado en un emporio agropecuario como estados del norte como Sinaloa o de gran producción agrícola como Michoacán.

Buscar atraer industrias como las cerveceras o automotrices, tiene un mérito, pero realmente nuestra situación geográfica no puede competir con la franja del norte en la que se han establecido grandes empresas textiles, de electrodomésticos, productoras de cerveza o maquiladora de autos que movilizan sus productos por la frontera hacia el norte o Europa.

Otra sugerencia respetuosa al capitán Merino, quien el 31 de agosto ajusta su primer año al frente del gobierno, es adoptar una visión empresarial, técnica y de innovación, no únicamente para promover el crecimiento económico, sino también para atender problemas puntuales de su gobierno. Definir prioridades, aplicar recursos que incentiven la productividad como el Fideicomiso para el Fomento y Desarrollo de las Empresas del Estado de Tabasco (Fidett) que pueden ayudar a impulsar a empresas como Salmi para que crezcan y multipliquen sus plantas dando más empleos y dinamizando la economía.

El capitán de Tabasco no debe olvidar aquella frase del maestro espiritual Osho: «No puedes ser sincero si no eres valiente. No puedes ser amoroso si no eres valiente. No puedes confiar si no eres valiente. No puedes investigar la realidad si no eres valiente. Por tanto, la valentía va primero y todo lo demás va después».

.  .  .

¿Por qué Yucatán y otros estados de la región nos están comiendo el mandado y hasta empresas nacionales deciden instalar en la península sus oficinas regionales y no aquí?

Quizá algunas de las lecciones nos arrojen lo siguiente:

1. Porque sus secretarios de Desarrollo Económico salen a buscar oportunidades y recorren buena parte del mundo tocando puertas, mientras que en el estado nuestro funcionarios se sientan a esperar a que les toquen la puerta. Es urgente cambiar la actitud pasiva por una activa.

2. Porque estados vecinos le ofrece incentivos a la inversión estranjera, como es la donación de terrenos con servicios, situación que se complica en Tabasco pues a lo largo del tiempo el gobierno ha desaparecido la reserva territorial y no se ha preocupado por anexar nuevos territorios que ofrecer. Situación muy atractiva a la hora de negociar la instalación de inversiones.

3. Otra situación que frena la inversión es el Impuesto Sobre Nómina (ISN) mientras que estados cercanos no castigan la creación de empleos, al contrario la premian con la exención de impuestos.

4. Requerimos acelerar la conectividad y ampliar nuestra infraestructura vial, para facilitar el traslado de los obreros de las empresas sin problemas de atorones viales.

5. El Capitán Merino tiene que encabezar personalmente la gira y visita a los grandes inversionistas, atenderlos, resolverles todos los problemas y dar seguimiento personalmente a sus dudas y propuestas.

6. Cuidar que la seguridad siga disminuyendo, pero que principalmente la delincuencia no se encuentre en estos momentos extorsionando a las empresas establecidas en Villahermosa o en las plantas que se encuentran en los municipios. Si hay inseguridad, los que están pronto se irán y los que quieran venir, no lo harán.

7. Evitar trabas burocráticas, permitir la tramitación fácil y evitar que caigan en manos de funcionarios que quieran extorsionarlos, evitar en todo lo posible que hayan trabas burocráticas.

8. Porque hemos tenido tres secretarios en cuatro años y no hay seguimiento ni coordinación en los proyectos.

Las inversiones extranjeras que Tabasco ha perdido a otros estados deben contemplarse como oportunidades insustituibles. Son docenas de miles de millones de dólares los que se pierden y no llegan a nuestra economía local.

Ya no podemos darnos el lujo de quedarnos mirando cómo Veracruz se lleva plantas como «Constellation Brands», todo el gabinete no social, debe convertirse en tractor de inversiones, de lo contrario acabará este sexenio y el estado seguirá con un destino extraviado sin hallar modelos de negocio sólidos.

Ahora que el gobernador elegido por AMLO como el sustituto de Adán cumplirá un año, no se debe olvidar que gobernar es un trabajo que siempre deberá estar acompañado de procesos y mecanismos de transparencia y rendición de cuentas. Para conocer si trabaja como se observa estar trabajando.

 

«Ningún problema

económico, tiene

una solución

puramente

económica» (john stuart mills)

 

SÍGUENOS:

En Twitter: @HectorTapia_

En Facebook: EltabasquenoMx

Escríbeme: [email protected]

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia