web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

(Foto: Especial)

México

El robo de miles de millones con Fox, Calderón y Peña Nieto

Una investigación develó que la Segob y Sedena de Calderón, desviaron recursos.

LOS JINETES DEL APOCALIPSIS (CAPÍTULO 21)

CIUDAD DE MÉXICO.- Como tardaremos en cono­cer en qué terminará el juicio que avalaron los ministros de la Corte y los senadores en contra de los expresidentes que dirigieron el país de 1988 a 2018, debido a que su ejecu­ción se postergó hasta el mes de agosto de 2021, tenemos que hacer una digresión para que siquiera no se pierdan en la historia los nombres de tres de los cinco entusiastas neoli­berales, que el pueblo sentará en el banquillo de los acusados tal y como lo propone el pre­sidente López Obrador: Fox, Calderón y Peña Nieto.

Cuando Rosario fue reque­rida por un juez federal, a la vez que separada de la socie­dad al ser encarcelada, no que­dó tan tirada a la calle. Además del buen sueldazo que obtenía como secretaria del gabinete peñanietista, contaba con la parte que le correspondió por su presunta participación en la Estafa maestra, y con esto, no sólo abastecía su cocina, sino que –al igual que los ex­presidentes– se proporcionó una rentita, con la que segura­mente dejará de preocuparse por el resto de su vida, una vez que abandone la cárcel. Por­que algún día la dejará, ténga­se por seguro.

 

EN LA GRILLA SIN PADRINOS

Con ahorritos tan “legalmente ganados” a costa del erario pú­blico, seguramente se propuso seguir en la grilla, sin tener necesidad de nuevos “padrinos” políticos ni de otros Carlitos Ahumada, el argentino contra el cual concibió un odio pro­fundo, pero del que no pudo vengarse cuando se le presen­tó la ocasión como ya lo diji­mos en otras líneas.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Cuando hablamos de la Es­tafa maestra no podemos de­jar a un lado a los tres expre­sidentes neoliberales, porque, aunque es difícil de creer, este gigantesco fraude en agravio de todos los mexicanos se pla­neó y se ejecutó durante sus respectivas administraciones, en las que se expidieron cien­tos de contratos para simular trabajos en decenas de insti­tuciones públicas y privadas; y desvió dinero a través de em­presas falsas.

 

LA TRIANGULACIÓN

San Justo nos permitió tener acceso, sino a todas, sí a una in­vestigación que revela la forma cómo se ordeñaban las arcas públicas y dispersaban los re­cursos mediante trabajos si­mulados; truco que, ahora sabe­mos, comenzó en el sexenio de Fox, se continuó en el de Calde­rón y más adelante en el de Peña Nieto. Desde que lo descubrió, el presidente López Obrador no pasó noche en la que no pensara cómo castigar a los culpables, hasta que decidió llevarlos a juicio de parte del pueblo, que puede más que nadie.

Los expresidentes se bur­laron, gritaron, protestaron, amenazaron e hicieron cuanto les permitió su dinero y su au­dacia; pero no hubo remedio, tuvieron –aparentemente– que apechugar; sus corruptelas eran tan evidentes, que la Corte y el Senado de la Repú­blica avalaron el pedimento de López Obrador.

Esta sola investigación (re­gistrada en la carpeta 12-2016- 08419 por posible peculado de poco más de 127 millones, y dada a conocer por el me­dio digital La silla rota), sirve como ejemplo claro de cómo se maquinó y llevó a cabo la Estafa maestra desde los sexe­nios de los mandatarios Fox y Calderón. En este caso en par­ticular, mediante la empresa hidalguense Radio y Televisión de Hidalgo (RTVH). Los invo­lucrados, Sergio Islas Olvera, director general y Carlos Be­cerril Vargas, coordinador de Finanzas de RTVH, recibieron el dinero en el último año de gobierno de Calderón de la Se­cretaría de Salud, el Fovissste, la Comisión Federal de Electri­cidad, Petróleos Mexicanos y el Programa Oportunidades.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Luego, RTVH distribuyó el dinero a tres simuladores: Grip Fórum Arte, Diseño y Ci­nematografía, Double Click y Gilberto Solís Mendivil, y és­tos, a su vez, a 27 personas físi­cas o morales, entre los cuales están empresas que el SAT de­claró fantasmas. Esto develó la ruta que lleva a la adminis­tración de Calderón a través de las secretarías de Goberna­ción y de la Defensa Nacional y organismos como ASA y Lote­ría Nacional, entre otros.

(Continuará)

Te puede interesar