Conecta con nosotros
143 vistas -

Analista

El reto de la movilidad

Publicada

en

Pensar en una ciudad como Villahermosa con movilidad inteligente se ve como tarea imposible. Durante años ha habido descuidos en materia de ordenamiento territorial y de usos de suelo, mientras que la abundancia de agua por todos lados limita el ampliar vialidades.

En su caso habría que construir muchos puentes, pero tanto el costo financiero como el impacto ambiental serían muy grandes. La opción de ciclovías elevadas, como las que existen en los municipios de Puebla capital y su zona conurbada, se antoja también difícil porque esto representaría altísimos costos y se requeriría de vialidades más anchas.

Por solo mencionar un caso, Paseo Tabasco es un reto para el manejo debido a lo angosto de los tres carriles que se inventaron en una calle en la que solo caben dos. Pero ni siquiera las “zonas nuevas” o en crecimiento de Villahermosa cuentan con vialidades de un ancho suficiente. El derecho de vía no estuvo adecuadamente contemplado y por otro lado nunca se ha visto una zonificación producto de una real planeación urbana.

En lenguaje popular, en Villahermosa se mezclan los tamales de chipilín, los de dulce y los de maíz nuevo. Lo mismo se puede ver un edifico de 10 plantas junto a una tiendita o un residencial alto del que sales y ves vacas. Así como lo escribo y usted sabe a que me refiero. Las autoridades han “pateado el bote” durante años, pero el destino ya alcanzó a la capital de Tabasco, que cada día experimenta más tráfico y problemas urbanos de toda índole.

El gobierno municipal actual cuenta con una persona por demás capaz y decente al frente de obras públicas. No es posible solucionar por completo el caos originado durante décadas, pero seguramente veremos al final de esta administración soluciones más inteligentes, para lidiar con los problemas que ya están afectando la vida diaria de cientos de miles de personas.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia