Connect with us

Hola, que estas buscando?

Columnistas

El próximo alcalde

Salvo excepciones contadas con los dedos de una mano, las colonias de Villahermosa y su infraestructura urbana presentan condiciones deplorables.

Responsabilizar de ello al alcalde de Centro sale sobrando, lo evidente de su tozudez e incapacidad ejecutiva, junto a su “silvestre” forma de entender la administración pública, explican el por qué.

De ahí que su próximo presidente municipal, sea quien fuere la persona o el partido del que emane, deberá asumir una sola tarea: mantener funcionando de manera eficiente y  suficiente los servicios básicos a su cargo, es decir, suministro de agua “potable”, alcantarillado, bacheo, alumbrado, recolección de basura y limpieza de calles; también panteones y jardines, así como trámites administrativos.

Esto es, en términos simples, utilizar el presupuesto (después de sueldos y gastos de operación), a esos rubros, dejarse de obras de ornato, muchas veces tan inútiles como FEAS (un ejemplo, las jardineras de placa de acero en Paseo Tabasco colocadas por Gerardo Gaudiano, ahora oxidadas que dan peor aspecto al que se tenía anteriormente).

La ciudadanía espera abrir sus llaves y que el agua salga limpia (ni siquiera con mucha presión, pero clara y constante), transitar por calles en buenas condiciones, caminar por aceras parejas sin maleza, por sitios bien iluminados, acudir a parques limpios y obtener atención eficiente en sus oficinas para tramitación de documentos, en fin, nada de destruir relojes florales para rehacerlos (igualmente feos) o colocar carpeta tras carpeta de asfalto en avenidas

QUE NO LO NECESITAN

Mientras en 95 por ciento de las colonias las calles están invadidas por baches a cada tres metros en el mejor de los casos pues, en el peor, no hay baches porque ya NO HAY CALLE sino retazos de lo que alguna vez lo fue.

En resumen, el próximo alcalde deberá orientar el presupuesto a mantener a la ciudad y el resto de la comuna limpia, ordenada y funcional, nada de dilapidar el dinero público en rentar albercas como por ejemplo, lo hiciera Evaristo Hernández Cruz a un costo que superó por mucho, el monto que pudo gastarse en enviar ida y vuelta con alimento incluido a miles de habitantes de Centro a playas reales del estado en autobuses turísticos.

Te puede interesar

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Advertisement