Conecta con nosotros

Bajo la Lupa

El pasivo de las pensiones en Tabasco

Publicada

en

1999 Visitas
  • Deuda de 50,240 mdp equivalente al Presupuesto de Ingresos 2020
  • 13, 277 pensionados en riesgo

 

El sistema de pensiones en México es variado y complejo. Dependiendo si el trabajador pertenece al gobierno federal, estatal, municipal, de la iniciativa privada incluso si es de alguna universidad; su cotización, aportación y contribución del gobierno será variable y diferente en relación con el monto a percibir. Es tan complejo y creciente el gasto de las pensiones en México, que el gobierno federal destina el 5% de su producto interno bruto para atenderlo.

En Tabasco existe un grave problema para atender las pensiones y jubilaciones. De acuerdo con el dictamen de la deuda pública del estado, realizada por la calificadora internacional Moody’s en noviembre de 2021, dentro del universo de pasivos, destaca por su relevancia, las pensiones por pagar que, a Julio 2019 era de 50,240 millones de pesos; lo que representaba el 94% de los ingresos totales del año 2020. “Las reservas para hacer frente a este compromiso se han agotado”, fue una de las observaciones del organismo internacional, considerando que puede haber un riesgo a futuro de no cumplir con esta obligación; aun cuando el estado haya puesto en marcha un fondo de reserva por 800 millones equivalente al 2% del gran total del pasivo.

A mayo de 2021, el Instituto de seguridad Social del Estado de Tabasco (ISSET) atendía a 78 mil empleados, con prestaciones y servicios médicos y a 13, 277 pensionados que provienen de las administraciones estatales, municipales y órganos autónomos. Los montos mensuales por concepto de pensión oscilan entre 5,800 y 90 mil pesos, aunque la ley contempla hasta 184 mil pesos. En el rublo de pensionados y jubilados existen personas de 55 años (relativamente jóvenes) en etapa productiva, la mayoría del sector educativo y desde luego del sector salud; quienes ya no quieren dar golpe. También están las personas de 65 años y más que reciben además la pensión universal del programa federal de adultos mayores, es decir, doble pensión.

Para el año 2024, el número de pensionados y jubilados incrementará entre un 20% a 30% y, esperan recibir mes a mes el fruto de sus servicios prestados al estado; por tanto, el gobierno debería poner atención en las finanzas públicas y analizar nuevas políticas antes que el pago de las pensiones obligatorias estrangule el presupuesto del estado. A tiempo.

Fuentes: Tabasco/ Moody´s y HR-Ratings 2021 /Ley de Seguridad social del Estado de Tabasco

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia