Connect with us

Hola, que estas buscando?

julio 29, 2021

Padre e hijo tras la victoria de Checo en el GP de Francia.

100% Deportes

El papá más orgulloso…Antonio Pérez Garibay el hombres detrás de Checo

“Tienes que aprender de los malos momentos, y a mis hijos les he inculcado que nada en la vida va a ser fácil”, afirma quien también fuera piloto.

CIUDAD DE MÉXICO.- La estampa del baño de champagne, cada que se vienen las glorias, es apenas elocuente con esa analogía del ejemplo a seguir, de la inspiración

Genuina de la figura que además siempre ocupó ese espacio de ídolo, de héroe de carne y hueso.

Padre e hijo liberando aquel grito contenido, porque no siempre las cosas salen bien, y porque el deporte, muchas veces, corto de memoria, suele ser aplaudidor o verdugo.

Figura entrañable, conciliadora, con esos visos de tranquilizadora, motivadora, o dura cuando los escenarios perfilan más bien el jalón de orejas, igual de auténtica cuando se supone ser la cabeza o el guía de los suyos.

Le tocan las felicitaciones, los aplausos, pero también apechugar las críticas y los comentarios voraces, esas muchas veces sin sentido, y que, en tiempos de redes sociales, suelen ser los más, en los instantes en que los triunfos se alejan.

EL INICIO

Los Pérez, literal, tipo una escudería, cuando Toño y Checo empezaron a dar visos de ser afectos a los fierros, diseñaron una estrategia con miras a formar un equipo bastante competitivo, cada quien desde su trinchera; incluso, Pérez Garibay tuvo que entender cuando los momentos alentaron al vuelo de sus chavales.

“Logré ser Campeón en 1987 con el equipo de Calzado Canadá, tuve la oportunidad de ser arropado por grandes empresas, que creyeron en mí, y capacité a mi hija Paola para que se especializara en todos estos temas, y que fuera la manager de sus hermanos.

“Yo me concentré en el aspecto deportivo, y me concentré en que tuvieran una buena cimentación en el kartismo, los apoyé solamen- te en el karting, cuando estaban en la edad de poder volar solos, hablé con Carlos Slim, me los aceptó, pero con la condición de que que- ría manejarlos él, y yo con gusto me hice a un lado.

“Les desarrollé todos mis conocimientos, lo que yo sabía de mi automovilismo, que era sólo nacional, pero yo sabía que era importante hacer una buena cimentación, esto es como una torre, las torres más grandes del mundo tienen cimentaciones fuertes, si las bases no están bien, lo demás no va a funcionar”, agrega.

CONSEJERO

Como un seguidor más de la figura en boga, pero con el plus de que es su padre, por consecuencia su consejero, mentor, y la persona que lo hace fuerte cuando los tiempos pueden tornarse sombríos, desmenuza un poco acerca de esa relación con el volante de Red Bull Racing.

“Es maravillosa, Checo está pendiente de toda la familia y viceversa. Nos tocó irnos dos veces a visitarlo hasta su concentración, hubo momentos complicados, cuando McLaren lo despide, y simplemente le dije: ‘No te preocupes, le damos solución’.

“Y ahora con esto de Aston Martin, igual, le dije que los tiempos de Dios son perfectos, estuvimos toda la familia acompañándolo en su des- pedida, la que pudo ser su última carrera en Fórmula 1”.

Luego se vino su contratación por el llamado Toro Rojo, y su primer triunfo de la temporada en el Gran Premio de Azerbaiyán, segundo en su carrera profesional, y el orgullo a flor de piel del papá más orgulloso, el de Sergio Checo Pérez.

Checo es muy frío, es demasiado inteligente, tampoco puedo decir que soy el gurú, él toma sus decisiones y son muy acertadas”

“Esperamos que todo este arrastre de mi hijo les sirva a todas las nuevas generaciones de pilotos”

“Tienes que aprender de los malos momentos, y a mis hijos les he inculcado que nada en la vida va a ser fácil”

RODRIGO MOJICA

GRUPO CANTÓN

 

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement