Connect with us

Hola, que estas buscando?

Columnistas

El padre Avelino sigue vivo…

RECOJO LA OFRENDA Y ME RETIRO… Las malas noticias corren rápido. Alguien dijo -tuiteó- que el legendario sacerdote “se nos había adelantado…”

Confieso que me dolió por todo lo que representa su amistad, pero también en dignidad y honestidad como ser humano.

Luego se aclaró: el que murió fue otro padre también de apellido Cortez -Orvelín-, así que sin alegrarnos de la confusión, la sangre nos volvió al cuerpo pues el Padre Avelino no podía irse en la víspera de las elecciones.

Y le voy a decir por qué:

Avelino Cortez Téllez, tiene no solo la gracia para decirle a los políticos su precio, sino el valor para sostenerlo, y déjese de eso: la dignidad para no volverse a sentar en la mesa de los ladrones.

Una perla:

Arturo Núñez lo convidaba en los primeros meses de su gobierno. Pasaban mucho tiempo platicando, comiendo y quizás hasta unas copitas de vino tinto había de por medio.

Avelino le aconsejaba, pero también le decía sus verdades.

Arturo aguantaba vara y hasta presumía de su amistad, hasta que doña Martha se atravesó y fue ella quien lo desinvitaba.

Con previa cita de por medio, una hora antes le hablaba algún achichincle para decirle: “… padre que no venga, que al señor le surgió un compromiso”.

_Y yo decía -cuenta Avelino- si va a ver al Señor, que me invite -, sonreía.

Lo cierto es que la franqueza y la honestidad del padre Avelino le empezaba a enfadar a la maestra pues el “rey Arturo” era ‘desnudado’ por quien se había erigido sin proponérselo, en su conciencia. “Menos chistes y más verdades”, solía decirle el padre hasta que literalmente ya no fue requerido en la Quinta.

Quienes conocen de estos desencuentros, dicen que la gota que derramó el vaso, fue cuando doña Martha cuestionó a Avelino sobre su amistad con el charro  Ordóñez.

El padre, agudo como es, le dijo: “…yo me junto con el diablo, pero Arturo vive con él…” (fin de la historia) NOS LEEREMOS EN OTRO PURGATORIO, SI DIOS QUIERE

Te puede interesar

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Advertisement