Conecta con nosotros
108 vistas -

Disonancias

El negocio de las fundaciones

Publicada

en

50 Visitas

Para muchos son desconocidos los requisitos para crear una fundación, sin embargo, no hay nada más sencillo, básicamente son dos los requisitos para constituirla: 1.- tener un fin social y 2.- No tener ánimo de lucro. Para los que ya se saben el “caminito” no hay nada más simple y basta con levantar el teléfono para que, de la noche a la mañana, se constituya su fundación, en cuanto al financiamiento, bueno, dependiendo del poder y contactos conseguir que te financiara… la USAID.

Un buen ejemplo es el empresario Claudio X, quien pasó de Fundación Televisa, a Aprender Primero, UNETE, BECALOS, Mexicanos Primero, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, Va por México, Sí por México y últimamente la Agrupación [email protected] por México. Vaya talento del empresario que tan solo en 2018 logró de la USAID la nada despreciable cifra de un millón quinientos mil dólares; en 2019 375,000 dólares; y en 2020 otra cantidad similar, pero no es la única “aportación generosa y desinteresada”, también la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés), otorgó en 2019 otros 90,000 dólares y eso es de lo que se sabe, tal como lo informó Manuel Hdz Borbolla en su investigación del 2021.

Esta vez, surge la Agrupación [email protected] por México; se ostenta como una organización no gubernamental y sin fines de lucro, pero ha reunido varias de las fundaciones del señor X, así como a miembros de la sociedad civil, todos empresarios, para conformarse en un “frente ciudadano para construir -dicen- el país que queremos” “…hasta que recuperemos nuestro futuro” -dicen- y lanzan su plataforma con varios hashtags, uno de ellos “regístrate gratis”¡Pues solo faltaba que nos cobraran! Cuando al menos dos de las fundaciones participantes pertenecientes por supuesto al señor X, han sido acusadas de opacidad y falta de transparencia en el manejo y obtención de recursos. ¿Cuántas asociaciones y fundaciones harán falta para que estos empresarios dejen de ver por sus propios intereses y actúen REALMENTE en el BIEN COMÚN y no para evadir impuestos? ¿Cuántas, que tengan propuestas honestas y logros palpables?, ¿no financiadas por Estados Unidos, sino por ellos mismos? Se equivocan, el bien común de los mexicanos se está recuperando en este sexenio y no precisamente con fundaciones ni asociaciones, sino con políticas honestas: Por el bien de todos, primero los pobres.

Pero a esos, a los pobres, estos empresarios, jamás los voltearán a ver.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia