Conecta con nosotros
165 vistas -

100% Deportes

El juego más largo en el US Open

Carlos Alcaraz y Jennik Sinner protagonizan el duelazo más tardío de la historia en flushing meadows.

Publicada

en

Carlos Alcaraz y Jannik Sinner, dos de las estrellas jóvenes más brillantes del tenis masculino, cruzaron golpes de la mejor calidad y la ventaja cambió de manos un sinfín de veces durante cinco admirables sets que se prolongaron 5 horas y 15 minutos, hasta que Alcaraz ganó el último punto a las 2:50 de la madrugada del jueves, el final de partido más tardío en la historia del Abierto de Estados Unidos.

Era “sólo” un duelo de cuartos de final, sin trofeo en juego, pero fue el encuentro más apasionante de esta edición del US Open, que concluyó 6-3, 6-7 (7), 6-7 (0), 7-5, 6-3 con una victoria para el español Alcaraz, de 19 años y 3er cabeza de serie.

Alcaraz llegó a su primera semifinal de un Grand Slam y es el hombre más joven en llegar tan lejos en un Abierto de Estados Unidos desde que Pete Sampras se llevó el título a los 19 en 1990.

El duelo comenzó la noche del miércoles, a eso de las 9:35, y fácilmente rebastó la previa marca del desenlace más tardío en un US Open, el cual fue a las 2:26 de la madrugada, compartido por tres partidos.

No sólo este partido acabó muy tarde, sino que también fue demasiado largo. El duelo de 5 horas y 26 minutos entre Stefan Edberg y Michael Chang en 1992 ha sido el más largo en la historia de un US Open.

 

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia