Conecta con nosotros
154 vistas -

México

El “Jefe de Jefes” se queda en prisión

La empresa que le administraría el brazalete electrónico para la prisión domiciliaria, no cumplió con el contrato.

Publicada

en

154 Visitas

MÉXICO.- Este jueves, se dio a conocer que el llamado. “Jefe de Jefes”, Miguel Ángel Félix Gallardo, seguirá en la cárcel por tiempo indefinido, ya que fue rechazado su brazalete electrónico, dispositivo que sería utilizado para que cumpliese su condena en casa.

De acuerdo con la información, la empresa que se contrató para obtener el brazalete de seguridad, notificó a la familia de Félix Gallardo que se dio por terminado el contrato de arrendamiento y prestación.

Sin embargo, es importante señalar que esta empresa no detalló las razones por el fin del contrato, que inició el 12 de septiembre de 2022, y la cual aportaría el dispositivo que sería empleado para poder terminar de cumplir su pena en prisión domiciliaria.

La única razón que fue revelada, es que sucedieron cosas de  “causas de fuerza mayor”, pues quedó imposibilitada de cubrir los requerimientos que le solicitó la autoridad, por esto, el Juez dejó sin efectos la fecha para iniciar la prisión domiciliaria con fecha del 17 de octubre.

Cabe destacar que, el Juez reiteró que para la materialización de la sustitución de la pena que actualmente se encuentra compurgando Félix Gallardo, se dejan a salvo las medidas de seguridad.

Aún se desconoce si hay un nuevo plazo para concretar la salida de prisión del llamado El Jefe de Jefes, fundador del Cártel de Guadalajara, y que pueda continuar en casa su sentencia de 40 años de prisión que terminaría en marzo de 2029. También cumple una sentencia de 37 años por el homicidio del agente de la DEA, Enrique Kiki Camarena Salazar y el piloto mexicano Alfredo Zavala Avelar.

En la década de los 80, Félix Gallardo era conocido como El Capo de Capos porque narcotraficantes como Amado Carrillo Fuentes, El Señor de los Cielos; Héctor Luis El Güero Palma Salazar, Joaquín El Chapo Guzmán y los hermanos Arellano Félix, entre otros, eran sus empleados.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia