Conecta con nosotros

Opinión

“El Impuesto de Traslado de Dominio”

Publicada

en

300 Visitas

Al adquirir una casa debemos cubrir los costos por la elaboración de la escritura pública, y comúnmente se nos hace elevado porque se debe pagar, particularmente, un avalúo de perito y, derivado de él, el Impuesto de Traslado de Dominio al municipio donde se encuentra catastrado el inmueble; los derechos registrales y los honorarios notariales, entre otros.

Al respecto, la Ley de Hacienda de los Municipios del Estado de Tabasco, establece la base para determinar este impuesto, en su artículo 110, al señalar que: “La base gravable será”: I. El precio o valor del inmueble señalado en el acto traslativo de dominio; II. El valor del inmueble determinado mediante avalúo que practique perito valuador autorizado; y III. El Valor Catastral.

De igual manera, y para efectos de regular dicha actividad y la emisión de avalúos sobre el traslado de dominio, se emitió la Ley de Valuación para el Estado de Tabasco, reformada el 23 de Abril de 2022, donde se otorga facultad a la Secretaria de Finanzas del Estado de Tabasco, y a un Consejo Consultivo, sin considerar a los Ayuntamientos, ni a los Catastros Municipales.

Ambas leyes se traducen en una invasión de competencias, susceptible de una acción de inconstitucionalidad por los Ayuntamientos, o de un juicio de amparo indirecto por quienes sean obligados a pagar el impuesto de traslado de dominio en base al avalúo corevat o el valor de operación establecido en la escritura, en virtud de que la única base del impuesto es EL VALOR CATASTRAL, que toma el valor de la Tabla de Valores Unitarios de Suelo y de Construcción; lo contrario es inconstitucional por no estar señalado en el artículo 115 Constitucional, en su fracción IV, que señala, esencialmente: IV. Los municipios administrarán libremente su hacienda, y que los ayuntamientos, en el ámbito de su competencia, propondrán a las legislaturas estatales, entre otros, “las tablas de valores unitarios de suelo y construcciones” que sirvan de base para el cobro de las contribuciones sobre la propiedad inmobiliaria”: el IMPUESTO PREDIAL (se paga por ser dueño o poseedor de un inmueble); y el IMPUESTO DE TRASLADO DE DOMINIO (se paga por adquirir un inmueble).

Al tomar como base el avalúo, igualmente paga los derechos registrales, y si el inmueble es de interés social ($96.22*300*30) paga $2,400.00, si es de interés popular ($96.22*350*30) paga $4,800.00; pero si el inmueble es valuado arriba de $1,700,000.00 paga $17,000.00; que sumado al impuesto de traslado de dominio, 2% del avalúo, impacta considerablemente en el costo de escrituración; en el caso del último ejemplo, paga de traslado de dominio: $34,000.00.

Son aproximadamente 200 mil operaciones que generan el traslado de dominio, sólo en el municipio de Centro, y casi un millón en todo el Estado; en todos ellos aplican ilegalmente los avalúos y el valor de operación, cuando constitucionalmente es únicamente valido a partir del AVALUO CATASTRAL, que se obtiene de la Tabla de Valores Unitarios de Suelo y de Construcción.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia