Connect with us

Hola, que estas buscando?

julio 25, 2021

Columnistas

El hombre en el castillo

ANALISTA

Ante el contexto nacional y mundial que vivimos, con elecciones en puerta en los Estados Unidos, que tienen al candidato demócrata a la cabeza, que poco podría importar al final si el Colegio Electoral dispone que Donald Trump sea reelegido; con el presidente Ruso Vladimir Putin habiendo realizado un referéndum que le permitiría estar en el poder hasta por ahí de 2032; y elecciones en nuestro país con un partido que se antoja dominante, basado en la figura presidencial, aún con altos niveles de aceptación; resulta interesante siempre plantearse la pregunta ¿Y SI HUBIERA? Seguramente todos nos hemos hecho este cuestionamiento ante muchos acontecimientos y momentos de nuestra vida, pero en el contexto global, ¿cómo sería todo si la Segunda Guerra Mundial hubiera sido ganada por los nazis y los japoneses? ¿Cómo sería la geopolítica actual, si la bomba atómica hubiera sido lanzada por los alemanes en Washington D.C. y no en Hiroshima y Nagasaki? Este es el argumento de la serie “The Man in the High Castle”, disponible en Prime Video, que nos puede ser muy útil para reflexionar que el presente que hoy vivimos, la realidad que aceptamos como “correcta” o “incorrecta”, está en gran medida en función del contexto y de los vaivenes históricos. No es mi intención spoilear la serie, pero imagine que Adolf Hitler y sus principales colaboradores viven, y que hoy junto con Japón son dueños del mundo. La Guerra Fría tendría entonces dos nuevos actores y la geopolítica mundial sería totalmente diferente. Pero lo más importante a destacar: un tirano, dictador, caudillo, Führer o jefe supremo es posible, porque una base mayor de personas le creyó las mentiras y locuras que profesaba. Todo es cuestión de tiempo y contexto. Y todo dictador que ha existido, existe y existirá, entiende a la perfección que su fuerza no está en los datos ni en las soluciones, está en la narrativa, en las emociones, en mover las fibras sensibles de aquellos que no ven un camino o luz al final del túnel. Ahí radica el arrastre popular de personajes que hoy encabezan muchos gobiernos, como Jair Bolsonaro, Donald Trump y Vladimir Putin. Son especialistas en sembrar miedo y ofrecer esperanza.

Te puede interesar

Advertisement