Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

El Güerito naranja…

LA PANDILLA SE REFUERZA CON ‘JERRY’…

Producto de una negociación al más puro estilo priísta-dinero y pacto con sabor a venganza -, se amarra y se da por hecho la diputación federal pluri para Jerry el más chiquito y simpático de los ratones.

Quien así lo llamaba, no sin cariño, pero con sorna, era nada menos que Alito Moreno en aquellos años – 2012-2015 – cuando formaron parte de la LXII Legislatura, uno por el PRI y el otro por el PRD.

Había simpatía entre ambos, era la pareja dispareja Tom y Jerry, que ya pintaba para grandes “complicidades”.

Le cuento esto porque no es casual que Jerry (Gerry) y el gato mañoso de Peña Nieto, Alito, se junten si o si en la próxima legislatura, pues ‘casualmente’ van por la vía plurinominal en primero y segundo lugar.

Dicho esto, hay que decir que el suegro de Jerry es uno de los más lobos más terribles del priismo, y se atribuye a el los ‘amarres’ finales con Dante Delgado, dueño del partido Naranja, teniendo como ‘padrinos’ a dos “gatos de angora”: Alito Moreno y Miguel Ángel Mancera.

TOM Y JERRY A LAS ANDADAS…

Nuevamente usan las instituciones públicas para eliminar adversarios incómodos rumbo al 24. Ese personaje, mejor dicho, esos personajes, un ex gobernador y un eterno aspirante a la gubernatura se lamían los bigotes para descarrilar un proyecto. Bastaron llamadas sigilosas. Entrevistas en “petit” comité. Perversos. Solo ríen. Está hecho. NOS LEEREMOS EN OTRO PURGATORIO, SI DIOS QUIERE.

Dicho lo anterior, no se puede esperar nada bueno, o mejor dicho, decente de parte de Gaudiano, por qué simple y sencillamente recibirá una curul para convertirse, formalmente, en un “sicario” chiquito pero peligroso, que no se tentará el corazón para apuñalar a quien le enseñó los primeros pasos de la política, Andrés Manuel Lopez Obrador, a petición expresa de su abuelo.

Debo decirle, sin embargo, que Jerry o Gerry , siempre fue de frágil lealtad, aunque presuma de convicción política. Cuando López Obrador fue “vapuleado” por el aparato presidencial de manos de Felipe Calderón (le entregó Los Pinos al Grupo Atlacomulco), Gerardo le dio la espalda a su mentor , incluso, en una ocasión, siendo el diputado federal por el PRD soltó de manera burlona que la “vejez”, (la edad) era el principal impedimento de AMLO para buscar por tercera vez la presidencia de la República, con los resultados ya conocidos.

Pero eso no es todo, Gaudiano se entregó a los brazos del “bizarro” Pacto por México (siempre dirá que no, es lógico) pero se dejó ‘tocar la pierna” por el peñismo, con quienes tenía mas coincidencias qué diferencias. Creyó entonces que Arturo Núñez en verdad había roto con Andrés Manuel e hizo cuentas que finalmente le salieron mal. Podría decirse que AMLO y ANJ hasta se podían haber divertido con él, mientras enjundioso salía corrido por rancherías y colonias.

Así que detrás de este Güerito hay muchas historias e historietas. Le gusta contar que a Dante Delgado lo conoció cuando estudiaba y el era “chalán” en la Jefatura de Gobierno de la CDMX , cuando AMLO estaba al frente.

Pero Gerardo Gaudiano tiene engañado a Dante Delgado, pues los números “electorales” que presume no son de él, son de AMLO y en su última etapa perredista, precisamente del aparato en manos de Arturo Núñez.

Como quiera es un espejismo y el “empuje” no será suficiente para lograr entregar buenas cuentas. Como quiera llegará y será un ‘sicario’ no solo de MC, sino del PRI, PAN y hasta del PRD.

Ahora bien, a él no le interesa la suerte de MC en Tabasco, ahora él es uno más del “club de la mochila”, y quiere codearse con Clemente Castañeda, Luis Donaldo Colosio Riojas, Eliseo Montúfar, Bibi Rabelo.

Pero a diferencia de aquellos, a Gaudiano se le extravío en el camino el carisma que llegó a tener. Ojo, por algo será, no cree…

En el extremo de su paranoia asegura que él “arrastrará” a todo el MC, incluido a mi querido amigo Pedro Jiménez

Su apuesta “secreta” es que sus aliados que se quedaron en el PRD ganen algo y luego, con dinero fresco del presupuesto, estén en condiciones de “financiar” su sueño de llegar a la Quinta. No entendió.

Sin embargo, la apuesta de Dante Delgado es otra: lograr posicionar a MC en las principales capitales del país, arrebatando al menos 10 de ellas, y consolidar un grupo de parlamentarios que, aunque minoritariamente, le planten cara a lo que será, nuevamente, la mayoría morena. En esta apuesta, claro, está la reinvención de Gerardo.

Él sabe, por que lo dijo, que la tercera será la vencida. Apenas va por la segunda, y dinero es lo que le sobra y si no que pregunten al Grupo Cancún. Usted ¿qué opina?

ÁNIMAS…

Nuevamente usan las instituciones públicas para eliminar adversarios incómodos rumbo al 24. Ese personaje, mejor dicho, esos personajes, un ex gobernador y un eterno aspirante a la gubernatura se lamían los bigotes para descarrilar un proyecto. Bastaron llamadas sigilosas. Entrevistas en “petit” comité. Perversos. Solo ríen. Está hecho. NOS LEEREMOS EN OTRO PURGATORIO, SI DIOS QUIERE.

 

Te puede interesar

Uncategorized

Columnistas

Advertisement