Connect with us

Hola, que estas buscando?

Columnistas

El feliz retorno

La buena hija regresa a casa. Nada que explicar ni reclamar. Después del baile con Panché Perralté y el narigón y no menos ladrón Raturo Núñez, toda apaleada, esta perra remasterizada retorna a la casa donde nació y se llenó de gloria.

Con algunos dientes menos, pero mordedura firme, tratará de marcar las carnes de aquellos que ahora encuentra con nuevas vestimentas partidistas y a los que se han quedado anclados en el sueño del pasado.

Un cliente de aquel pasado es el también reciclado Don Eva y su costoso y viejo dragón, que tanta lana le ha dejado. Claro, ahora, con su soplaoreja de lujo, el mixe Castillejos, con el que sueña todavía agarrar la grande pues añora las cajas de huevo que manejó llenas de marmaja en la Secretaría de Gobierno, lana que le obligó devolver Beto Mayans. Eva hace y deshace en el Ayuntamiento protegido por el titular de Bienestar, que traiciona así la confianza del machuchón.

Ya veremos en que acaba la cara renovada del alcalde.

Es año de jaloneo electoral y por lo pronto parece que a Dago el Sedita del PRI no le saldrá bien el negocio y ya el caralisa Granier va por la corona del reino, pero los perredecos van a causar furor poniéndole enfrente al fiestero nocturno Manuel Androide, lo que puede hacer que los de Morena conserven la plaza. Daguito es daga de doña Gina.

Mientras el covid no nos alcance, por aquí estaremos contándoles lo que escucha la perra hambreada, digo la Perra Brava. Y mucho cuidado a perro que no conozcas, no le espantes las moscas, con perdón del can Llergo.

Ahora que la mera neta da coraje que dos ex gobernadores busquen una alcaldía, pero así anda el hambre de poder con el gordito y el caralisa y así anda el PRI.

Te puede interesar

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Advertisement