Conecta con nosotros

Centro

El Edén Perdido: ‘plaga de destrozos’ en Tamulté

Una plaga de baches, hoyancos y destrozos se han apoderado de las banquetas y calles de la villa Tamulté de las Sábana.

Publicada

en

140 Visitas

Una plaga de baches, hoyancos y destrozos se han apoderado de las banquetas y calles de la villa Tamulté de las Sábanas, denunciaron habitantes de esta comunidad, al señalar que el ayuntamiento no los ha tomado en cuenta en sus solicitudes.

Basta observar el acceso a esta comunidad, para comprobar el mal estado de las arterias, pues un enorme bache adorna la entrada a la villa, donde motociclistas tienen que realizar bruscas maniobras para evitar caer y salir proyectados, pues las motos es el principal medio de transporte entre habitantes.

Calles como la Ignacio Zaragoza, Mario Trujillo entre muchas otras, han perdido sus aceras debido a la falta de mantenimiento, pues estás lucen destruidas, esquinas que han desaparecido por el maltrato de vehículos pesados.

“Ya ni las usamos, en una de esas te rompes un pie o te partes la cara si te caes, es peligroso andar en la calle, pero no queda de otra, ya ven como se ven estas banquetas”, dijo con Juan Gómez, mientras caminaba sobre el arroyo vehicular.

Pero a los baches en calles y banquetas, se suman pequeñas arterias que fueron dejadas en el olvido, como la Agustín Beltrán, las cuales no alcanzaron el programa de pavimentación, siendo un problema para sus habitantes cada que llueve, pues se convierten en pozos de barros, al menos 4 están en las mismas condiciones.

SUFREN SIN PAVIMENTO EN CALLE AGUSTÍN BELTRÁN

Es una de las arterias que no entró en el programa de pavimentación, mide poco más de 200 metros y son 20 familias se ven afectadas en la temporada de lluvias, pues se vuelve intransitable debido al escurrimiento de lodo, por lo que solicitan sean pavimentadas.

HECHA AÑICOS BANQUETA DE LA MARIO TRUJILLO

Justo en la esquina es el ejemplo del mal estado del equipamiento urbano, el concreto se encuentra fragmentado y desplazado por los vehículos se carga que se suben a la acera.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia