Conecta con nosotros
129 vistas -

Purgatorio

El derecho de aspirar…

Publicada

en

46 Visitas

Rosalinda López Hernández es, para quien fuera de Tabasco lo ignora, la hermana del secretario de Gobernación, Adán Augusto, y esposa del gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón.

Pero más allá de ser la hermana “de” o la esposa “de”, Rosalinda es un ser humano excepcional con una carrera profesional impresionante y trayectoria política propia ( senadora y diputada por decir algo ) y, actualmente, ocupa un puesto importantísimo en el SAT, como Administradora General de Auditoría Fiscal Federal: Carga sobre sus hombros la responsabilidad de que la cobradera camine como relojito, pues sin lana o mejor dicho sin recaudación, no hay 4T.

Pero qué pasa con la ‘guerita’, hoy de 55 años, a la que AMLO le guarda un fraternal cariño, al extremo de que fue vista como “la niña de sus ojos”.

Dicho lo anterior, paso a comentar que por absurdo que parezca, el destino se ha ensañado con ella, pues teniendo todos las credenciales y méritos para aspirar a mayores cosas, ha sido relegada y/o “sacrificada” por el qué dirán o por el daño colateral a su hermano y a su esposo( ? )

Hace no mucho, el periodista Luis Antonio Vidal, la entrevistó para TABASCO HOY y sus respuestas versaron sobre “mi mejor manera de hacer política es el trabajo” pero también la vieja idea de que “todo llega a su tiempo”.

Sin embargo, déjeme decirle que para muchos tabasqueños sus respuestas sonaron huecas, sin contundencia, un ‘si pero no…usted disculpe’ (?)

Y es que Rosalinda vale y vale mucho, como mujer y como política. Me atrevería a decir que al menos la mitad de la gubernatura que hoy ostenta Rutilio, un tipo hosco, aunque eficaz, se la debe a ella ( a los López ). Y aunque las comparaciones son odiosas, ella, inclusive, tiene más carisma y sensibilidad que el propio mandatario que cobra y trabaja de mandatario.

Por lo demás, somos muchos los que creemos que si bien “todo llega a su tiempo” y que “los tiempos de Dios son perfectos”, ya va siendo hora de que levante la mano con ese carácter que le sobra y decirle a AMLO, a Morena, a Tabasco y los tabasqueños ¡sí quiero ser gobernadora! Y estoy lista. Quizás mañana sea tarde para reaccionar… ¿ Usted qué opina?

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia