Conecta con nosotros

Opinión

El delegado municipal

Publicada

en

330 Visitas

“La organización es poder”. Raúl Olmedo Carranza (CENEM)

La primera cita legal se dio en la Ley Orgánica Municipal de 1916, que en su artículo 10, 11 y 57 señalaban esencialmente que en las poblaciones que no fueren cabeceras el gobierno estará a cargo de un Agente Municipal, que será designado por la elección popular directa, y que, en su respectiva demarcación, funcionará como delegado del ayuntamiento.

El término de delegado municipal se dio en la Ley Orgánica de lo Municipal de 1976, y para 2003 se publica la actual “Ley Orgánica de los Municipios del Estado de Tabasco” donde se abusó del artículo 101 para permitir las delegaciones en cualesquiera de las categorías políticas: CIUDAD, VILLAS, RANCHERÍAS y POBLADOS; sin atender la diferencia poblacional de cada una, los usos y costumbres de zonas indígenas y, particularmente, la excepción establecida en el artículo 64 fracción IX de la Constitución Local, de no elegir en las cabeceras municipales a éstas autoridades auxiliares municipales; que en el caso del municipio de Centro, tiene 72 Delegaciones dentro de la cabecera municipal, que es la ciudad de Villahermosa, lo cual es inconstitucional; lo mismo que aplican en las otras 16 cabeceras municipales del resto del estado con similares visos de inconstitucionalidad.

De fondo, es importe, y no sólo su elección, ver que, en el ejercicio de sus actividades, existen problemas en lo: ECONÓMICO. – No tienen retribuciones establecidas en la ley, no emiten comprobantes de pago y no ingresan los cobros a la hacienda pública municipal.

SOCIAL. – Se les señala de poca participación en favor de la comunidad, que no manejan presupuesto, y a veces se les acusa sin el menor recato, y respeto a la presunción de inocencia, que protegen a delincuentes.

POLÍTICO. – No representan a sus vecinos, ya que no manejan personal ni presupuesto para atender las demandas ciudadanas, ya que pocas veces los ayuntamientos le prestan la debida atención y consideración a los servicios que demandan las poblaciones a sus cargos; están limitados para demandar legalmente el incumplimiento de programas sociales por ser considerados autoridad municipal conforme a la ley.

MORAL. – No pueden cumplir con la función de la ley porque no tienen presupuesto, principalmente cuidar el orden y la seguridad o realizar el censo de población de su demarcación, además de que ya son facultades de Seguridad Ciudadana, la CONAPO, INE o INEGI.

Su función primordial debe estar enfocada a representar un gobierno democrático para el constante mejoramiento social y cultural, que es la función primordial del municipio, mediante la prestación de los servicios públicos; y medularmente, y a más de 106 años es impostergable que deban modificarse tanto sus facultades como la propia figura jurídica; como el caso de Tlaxcala con la creación de las presidencias municipales auxiliares, en el año de 1995, que eran equivalentes a municipios comunitarios dentro del Municipio; al igual que Cuetzalan del Progreso, Puebla.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia