Connect with us

Hola, que estas buscando?

Columnistas

El Comején…T

¡LO BUENO Y LO MALO DE LA SEMANA!

 

¡Qué bueno! que por fin acabó el 2020 y que ojalá en este 2021, con las vacunas, se acabe también la pandemia; ¡Qué malo! si en algunas casas cantaron: ‘yo no olvido al año viejo…’, debieron cantar la nueva versión: ‘yo si olvido al año viejo/ porque me dejó cosas muy malas/ pandemia/ inundación/ desempleo y hasta sabañón…’ ¡Qué bueno! que este año en México empezarán a aplicar las vacunas contra la covid-19 a los mayores de 60 años; ¡Qué malo! que los que no estén en el programa ‘60 y más’, tendrán que esperarse otro rato, ojalá aguanten. ¡Qué bueno! que además de una lana, a los damnificados los dotaron de varios enseres domésticos; ¡Qué malo! que algunos los estén vendiendo a través de las redes sociales; ¿les hace falta la lana o no tenían necesidad de recibir dicho apoyo? ¡Qué bueno! que el ejército continúa repartiendo los enseres domésticos a cerca de 200 mil familias; ¡Qué malo! que además de desorganización por parte de Bienestar, aún hay varias familias que no fueron censadas, ojalá también reciban los beneficios. ¡Qué bueno! por los que no gastaron en rituales de fin de año, ya que ni viajes, ni amor, ni dinero es tan importante como la salud; ¡Qué malo! por aquellos que siguen creyendo en recibir beneficios sin trabajar. ¡Qué bueno! que la alianza ‘Va por México’ ya determinó que cuatro distritos electorales federales son para el PRD, uno para el PRI y otro para el PAN, pues juntos pueden dar la pelea, a los mejor los primeros se pusieron calzón amarillo y los siguientes tricolor y azul para que les vaya bien; ¡Qué malo! será que, ni en montón, le llegaran a hacer cosquillas a Morena. ¡Qué bueno! que el maestro Manzanero nos dejó un sinfín de bellas canciones para seguir disfrutando en lo que resta del confinamiento (ojalá pronto acabe); ¡Qué malo! que su propio hijo haya informado que la muerte del compositor fue por irresponsabilidad, ojalá nos sirva de ejemplo para seguir cuidándonos. ¡Qué bueno! por los que aún seguimos vivos, los que no hemos sido contagiados, gracias a los cuidados extremos, y por los enfermos que la libraron y que gozan de inmunidad temporal; ¡Qué malo! por los extraordinarios seres que perdimos: familiares, amigos y conocidos, Dios los tenga en su Santa Gloria.

Te puede interesar

Advertisement