Connect with us

Hola, que estas buscando?

Columnistas

El Comején…T

 ¡LO BUENO Y LO MALO DE LA SEMANA!

 

¡Qué bueno! que el terreno donde se construye la refinería no sufrió ‘inundamiento’ (dijo Rocío Nahle), fue encharcamiento; ¡qué malo! que no le dieron chamba a los ‘cayuqueros’ chocos para sacar el agua. ¡Qué bueno! que se busque enjuiciar a los ex presidentes que saquearon al país; ¡Qué malo! que ‘la consulta popular’ sea declarada inconstitucional por un ministro de la SCJN ¿Por qué no los denuncian ante la FGR? ¡Qué bueno! que el FRENA pudo hacer su miniplantón en el zócalo, el Presidente los enseñó hace años; ¡qué malo! que él no se los autorizó, si no fue por un amparo. ¡Qué bueno! que el gobierno de la 4T les dé oportunidad a los pobres; ¡qué malo! que solo se beneficie a ciertas personas, como Jazmín Bolaños, con contratos millonarios y sin licitar, como la organización de los últimos dos Gritos de Independencia. ¡Qué bueno! que AMLO dijo: ‘prohibido prohibir’ sobre los estados morenistas que impulsaron la Ley antichatarra; ¡Qué malo! que no le hagan caso. ¡Qué bueno! que Jaime Cárdenas renunció al INDEP porque hasta las joyas mutilaron y amañaron los contratos; ¡Qué malo! si no se investiga y si no se crea un nuevo Instituto: Devolverle al Pueblo lo Robado por Segunda Vez. ¡Qué bueno! que el gobierno estatal presuma ahorros; ¡qué malo! que no sabemos que hicieron con ellos, y porque solicitan un nuevo préstamo. ¡Qué bueno! que Evaristo Hernández es un alcalde bien preparado; ¡Qué malo! que solo prepare negocios a costillas del ayuntamiento; no pudo vender el palacio para poner un centro comercial, ni trasladarlo a Dos Montes, tampoco privatizar el agua, pero busca hacerlo con el alumbrado público. ¡Qué bueno! que Evaristo Hernández presuma también que Centro ha invertido de 25 a 35 melones de varos en prevención de la covid-19; ¡Qué malo! que las cuantas bicicletas a los médicos, en vez de insumos, y los cubrebocas chafas, aparecerán a precios más elevados que su imaginario teleférico. ¡Qué bueno! que pese a la pandemia, puedo felicitar a mi hijo Oscar con motivo de su cumpleaños; ¡Qué malo! que no habrá fiesta, pero mejor, porque no hay lana. ¡Qué bueno! que a través de un boletín oficial un día ensalzaron al titular del IEAT, Enrique Soberanes; ¡Que malo! que al día siguiente le dieron aire.

Te puede interesar

Advertisement