web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

El anhelo de la eternidad

Piense en algún momento de su vida en que haya anhelado profundamen­te algo. Tal vez deseaba vivir en otro lugar; se sentía insatisfecho en su em­pleo, en sus estudios; o tal vez desea­ba tener otro tipo de vida con otras oportunidades.

En el ser humano existe una ca­racterística innata, el anhelo de in­mortalidad. Toda persona desea en el fondo de su corazón, que su vida dure para siempre.

Una vez nacido, cada individuo aspira a no tener que morir algún día, y ese anhelo se mantiene fir­me, incluso después de percatar­se y de saber con certeza, que su muerte física es inevitable; de ahí que en este tiempo, en que esta pandemia parece arrinconarnos, inevitablemente miramos la po­sibilidad de la muerte con mucha preocupación y temor.

Ahora mientras contempla sus anhelos profundos, tenga en cuen­ta las palabras de Dios al profeta Isaías: “Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra al­ma; y haré con vosotros pacto eter­no”. El Señor nos llama a todos a la vida eterna en Él.

Te puede interesar

Advertisement