web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
El personal médico es el que menos ayuda suele pedir.

El 40% del personal de Salud tiene estrés postraumático

De acuerdo con Rebeca Robles, especialista del Instituto Nacional de Psiquiatría Dr. Ramón de la Fuente Muñiz, este porcentaje es muy alto si se compara con el índice de 5% que se presenta entre la población general.

Alrededor del 40 por ciento del personal de Salud mexicano que ha estado al frente de la primera línea de la pandemia por coronavirus, ha presentado síntomas de estrés postraumático y depresión, advirtieron especialistas en salud mental.

De acuerdo con Rebeca Robles, especialista del Instituto Nacional de Psiquiatría Dr. Ramón de la Fuente Muñiz, este porcentaje es muy alto si se compara con el índice de 5% que se presenta entre la población general.

“Nos hemos dado cuenta de que en personal de salud, médicos, enfermeras y sicólogos que están en la primera línea, los más frecuentes son la depresión y el estrés postraumático, cuando hacemos esa comparación de que viven una batalla campal o guerra no estamos tan errados. Ese 37.5%, cerrando a 40%, de personal con estrés postraumático y depresión es una frecuencia altísima, que es más común en mujeres, mientras que los hombres hacen mayor uso de alcohol y otras drogas”.

Lamentó que los profesionales de la salud sean los que menos ayuda buscan cuando se trata de bienestar mental: “Son los médicos, estudiantes y demás personal los que presentan mayor problemática, pero buscan menos atención, por eso se deben entender las barreras estructurales para convencerlos de recibir tratamiento”.

La experta agregó que otro factor que provoca trastornos de salud mental entre médicos y enfermeras es el duelo, sea por un familiar, un colega o por sus pacientes.

Por más que creemos que el personal está acostumbrado a ver morir  pacientes, el número y la frecuencia de decesos es tan alta que es muy difícil entender qué papel estás haciendo como profesional  para resolver el problema y además hay personal trabajando no solo con síntomas, sino con experiencia de muertes en la familia”.