web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
(Foto: Agencia)

Ejercicios para bajar la panza

El trabajo físico es importante, pero sin una dieta no veremos verdaderos resultados

Abdomen, barriga, vientre, esta parte del cuerpo presenta básicamente dos problemáticas: en primer lugar, es una zona donde se tiende a acumular grasa, tanto en hombres como en mujeres.

Y en segundo lugar, se trata de una musculatura que se ejercita poco en las actividades cotidianas, por lo que se debilita con los años (a ello hay que sumarle factores que tienen un gran impacto en esta zona como los embarazos en las mujeres).

¿Resultado? Suele acumular grasa y tiene tendencia a la flacidez. Por eso perder barriga es la obsesión de muchos, sin distinción de sexos, y los ejercicios para conseguirlo son lo más demandado en gimnasios y lo que más se solicita a un entrenador personal.

Pero antes de empezar cualquier rutina de ejercicio para lograr un vientre planto es importante que sepas, que si acumulas grasa abdominal lo más importante es hacer dieta.

 

 

SIT UPS

Son los abdominales más conocidos y seguramente de los más eficaces. Túmbate en el suelo boca arriba y flexiona las rodillas con las plantas de los pies apoyadas en suelo. Desde esta posición, eleva el tronco del suelo y acerca la cabeza a las rodillas con los brazos extendidos hacia delante.

 

ELEVACIÓN DE PIERNAS

Este ejercicio trabaja abdomen y piernas. Estírate en el suelo boca arriba con los brazos pegados al cuerpo. Levanta las dos piernas juntas hasta formar un ángulo de 90º con el tronco y baja. Si los pies no tocan el suelo en cada repetición, la musculatura trabajará más.

 

ABDOMINALES BICICLETA

Con este ejercicio trabajas los abdominales oblicuos, frontales, cuádriceps y glúteos. Túmbate con las piernas extendidas y lleva las manos detrás de la cabeza con los codos flexionados. Dobla la rodilla derecha y acerca el codo izquierdo hacia ella para intentar tocarla.

 

PLANCHA

La plancha es un ejercicio muy completo porque, en un solo gesto tonifica muchos grupos musculares. Consiste en estirarte en el suelo boca abajo y apoyarte sobre las puntas de los pies y los antebrazos con los codos flexionados.