web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Las papelerías han comenzado a operar tras casi cinco meses cerradas.

Educación a distancia afecta a pequeños negocios

Ante el alto índice de contagios de COVID-19, las clases se vieron en la necesidad de migrar al ámbito virtual, mermando con ello la economía de papelerías, librerías y de negocios dedicados a la confección de uniformes.

La pandemia por coronavirus ha venido a cambiar la forma de ver y hacer las cosas, ya nada igual. Los trabajos se adaptaron al home office, comercios al servicio a domicilio y la educación a las plataformas digitales.

Y es que ante el alto índice de contagios de COVID-19, las clases se vieron en la necesidad de migrar al ámbito virtual, mermando con ello la economía de papelerías, librerías y de negocios dedicados a la confección de uniformes.

Aunque recientemente estos comercios entraron en la categoría de actividades esenciales, varios comerciantes han manifestado el desplome de sus ventas, toda vez, que artículos como mochilas, lapiceras y demás artículos, no se están vendiendo.

ENTORNO NACIONAL

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), José Manuel López Campos, estimó que esto podría ocasionar que muchos establecimientos, principalmente, micro, pequeños y medianas empresas (Mipymes) cierren definitivamente ante la falta de liquidez para sostenerse durante este prolongado periodo.

Señaló que la afectación de estos negocios se extiende a la cadena de valor, pues inclusive la industria que los produce, sus proveedores y canales de distribución están resintiendo el confinamiento por COVD-19.

Precisó que el regreso a clases de manera virtual estará representando una pérdida económica en la industria de útiles escolares y papelería hasta del 80 por ciento de sus ingresos anuales, y que de no verse movimiento en los próximos días, ocasionará un daño irreversible para dicho sector.

TABASCO

Al respecto el presidente de Canaco Servytur Villahermosa, Manuel Antonio Miranda Hernández, consideró que papelerías, uniformes y zapaterías podrían perder hasta 55 millones de pesos.

Lo anterior a pesar de que en la capital tabasqueña diversos negocios destinado a la venta de estos artículos abrieran cortinas tras la autorización del Gobierno federal e inclusive que adaptaran la modalidad de servicio a domicilio.

No obstante, confió que los ciudadanos puedan acudir a la brevedad a realizar la compra de sus útiles escolares, dado que aún cuando el regreso a clases será virtual, objetos como cuadernos, lapices, colores, será necesario en la educación de las niñas, niños y jóvenes tabasqueños.