web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

 Economía y salud mental

Durante la contingencia que se vive hoy en día, mu­chas personas se han quedado sin empleo, otras tan­tas han visto como sus ventas han disminuido, en fin que de alguna manera nuestros bolsillos han sido gol­peados como consecuencia de la cuarentena.

En relación con la salud mental la población vi­ve continuamente la incertidumbre no sólo por con­servar la salud sino por poder conservar los ingresos que permitan cubrir las necesidades de manutención de una familia; el continuo flujo de noticias, los rumo­res, las contradicciones y las recomendaciones oficia­les conllevan de forma necesaria momentos de pánico e indecisión pues por el momento se desconoce con exactitud cuanto tiempo va a durar la situación. Miedo, tensión, ansiedad y pánico son reacciones normales a una situación anormal pues es absolu­tamente comprensible ante la carencia de los me­dios para cubrir las necesidades básicas.

En estos momentos es recomendable desco­nectarse de aquellos medios por los que sólo se otorga información falsa, mantener distancia y comprender que la opinión de una persona no ne­cesariamente es un dato veraz que arroje informa­ción confiable. Podemos mejor, aprovechar este tiempo para reconectarnos con nuestro lado crea­tivo -aquel que nos permita encontrar soluciones y no más problemas u obstáculos- ya sea para em­prender y crear nuevas estrategias para generar ingresos o por lo menos para administrar respon­sablemente la economía familiar. Nuestro cere­bro está programado para encontrar soluciones a nuestros problemas, por eso podemos experimen­tar dificultad para dormir o estar concentrados durante el día, ya que no descansará hasta que no veamos solucionado aquello que nos aqueja, por lo tanto, empleemos esa energía para buscar, encon­trar y poner en práctica las ideas que nos permitan salir victoriosos de la situación actual.

 

Te puede interesar

Advertisement